¿Qué más puedo decir? - Katia Márquez

 


Y me preguntas,
¿donde iré con tanta soledad?
porque una lágrima hoy te intenta derrocar,
estás buscando mil respuestas en cualquier lugar,
caminando si rumbo y sin verdad.

¿Qué te diré, que puedo responder?,
tampoco a mi la vida me ha tratado muy bien,
pero en los aguaceros yo me cobijé ,
y de las humedades aprendí a renacer.

No sé si soñar fue mejor que volar,
pero en sueños hallé mi riqueza,
y en tantas imágenes sueltas me vi,
siendo parte de un mundo feliz.

Y quiero vivir sin echar a correr,
prefiero soltar la tristeza,
y dejarla revuelta,
entre nudos de un mundo de fe,
sólo quiero ver el sol salir,
aunque tenga que llover.

Se puede sentir, sin tener que escapar,
¡Hay tantos motivos para enamorarse
del arte de hallar sin tener que buscar!.
Dile adiós a tanta soledad,
¿Qué más puedo decir?

No me preguntes,
no te cuestiones,
siente y lo comprenderás,
las respuestas hallarás,
deja de mirar atrás,
que las mañanas se van.

Y algún corazón extraviado estará,
esperando que toques sus alas.
Tendrás que dejar que te enseñe la vida,
que siempre quedan huellas,
que quedan las heridas.

Y quiero vivir sin echar a correr,
prefiero soltar la tristeza,
y dejarla revuelta,
entre nudos de un mundo de fe,
sólo quiero ver el sol salir,
aunque tenga que llover.

Se puede sentir, sin tener que escapar,
¡Hay tantos motivos para enamorarse
del arte de hallar sin tener que buscar!.
Dile adiós a tanta soledad,
¿Qué más puedo decir?


Entradas más populares de este blog

Desvelo

Escondido y lejos - Mario Benedetti

Hilo rojo

Poste restante - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Fuego mudo - Mario Benedetti

Cotidiana I - Mario Benedetti