Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2021

Poema 8 - Pablo Neruda

Imagen
Las mejores frases y poemas de  Pablo Neruda Abeja blanca zumbas -ebria de miel- en mi alma y te tuerces en lentas espirales de humo. Soy el desesperado, la palabra sin ecos, el que lo perdió todo, y el que todo lo tuvo. Última amarra, cruje en ti mi ansiedad última. En mi tierra desierta eres la última rosa. Ah silenciosa! Cierra tus ojos profundos. Allí aletea la noche. Ah desnuda tu cuerpo de estatua temerosa. Tienes ojos profundos donde la noche alea. Frescos brazos de flor y regazo de rosa. Se parecen tus senos a los caracoles blancos. Ha venido a dormirse en tu vientre una mariposa de sombra. Ah silenciosa! He aquí la soledad de donde estás ausente. Llueve. El viento del mar caza errantes gaviotas. El agua anda descalza por las calles mojadas. De aquel árbol se quejan, como enfermos, las hojas. Abeja blanca, ausente, aún zumbas en mi alma. Revives en el tiempo, delgada y silenciosa. Ah silenciosa! Pablo Neruda - Veinte poemas de amor y una canción desesperada

Palabras tuyas

Imagen
Llegó el final de nuestra historia, pero ¿cómo dejarte de amar? Tus palabras eran muy claras ¡Nunca me dejes de amar! Promesa difícil de no cumplir, sería igual que dejar de respirar, perder el gusto de un amanecer, condenar la noche por tu ausencia. No pretendo buscar tu regreso, siempre respeto tus decisiones, encontrarás mejores ilusiones, dejarás de escuchar mis locuras. Sólo no quiero dejar morir la pasión, ¡Nunca más te molestaré! … Puedes estar tranquila, son fantasías, recuerda vuelan en mi mente sin poder controlar. Al pasar del tiempo y por una extraña razón coincidimos, sin embargo la tristeza llenó tu espacio, abrázame con la confianza de saber que no olvidé las palabras tuyas. Gustavo Huerta G. H.

No te vayas

Imagen
De la trágica sombra del olvido en tropel me llegaron tus palabras, sólo tres en tu voz permanecieron:            ¡no te vayas! Gerardo Molina

Poema 3 - Pablo Neruda

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Pablo Neruda Ah vastedad de pinos, rumor de olas quebrándose, lento juego de luces, campana solitaria, crepúsculo cayendo en tus ojos, muñeca, caracola terrestre, en ti la tierra canta! En ti los ríos cantan y mi alma en ellos huye como tú lo desees y hacia donde tú quieras. Márcame mi camino en tu arco de esperanza y soltaré en delirio mi bandada de flechas. En torno a mí estoy viendo tu cintura de niebla y tu silencio acosa mis horas perseguidas, y eres tú con tus brazos de piedra transparente donde mis besos anclan y mi húmeda ansia anida. Ah tu voz misteriosa que el amor tiñe y dobla en el atardecer resonante y muriendo! Así en horas profundas sobre los campos he visto doblarse las espigas en la boca del viento. Pablo Neruda - Veinte poemas de amor y una canción desesperada

Sin tu latido -Luis E Aute

Imagen
Hay algunos que dicen que todos los caminos conducen a Roma y es verdad porque el mío me lleva cada noche al hueco que te nombra y le hablo y le suelto una sonrisa, una blasfemia y dos derrotas; luego apago tus ojos y duermo con tu nombre besando mi boca. Ay, amor mío, qué terriblemente absurdo es estar vivo sin el alma de tu cuerpo, sin tu latido. Que el final de esta historia, enésima autobiografía de un fracaso, no te sirva de ejemplo, hay quien afirma que el amor es un milagro que no hay mal que no cure pero tampoco bien que le dure cien años; eso casi lo salva, lo malo son las noches que mojan mi mano. Aunque todo ya es nada, no sé por qué te escondes y huyes de mi encuentro. Por saber de tu vida no creo que vulnere ningún mandamiento; tan terrible es el odio que ni te atreves a mostrarme tu desprecio, pero no me hagas caso, lo que me pasa es que este mundo no lo entiendo. Luis Eduardo Aute Alevosía

Los amorosos. Cartas a Chepita -Jaime Sabines

Imagen
Chepita de mi alma, Chepita linda, locura ternura, vida mía: ¡Como me haces falta, como te quiero, como me estoy muriendo por ti, como me estás matando, amor, dulce mía!. Jamás nadie se ha muerto tantas veces así. Te quiero con todas las partes de mi cuerpo, te quiero espantosamente, desoladamente, insoportablemente. Ya no puedo más. ¡Como es posible vivir sin ti! ¡De que modo eres necesaria, ineludible! Cadena de mi corazón, filtro mío, vida mía, te quiero, te quiero, oye que no puedo estar sin ti, te lo voy a decir por primera vez, que la vida me quite todo pero que me quedes tú, que pierda yo un brazo, las piernas, que yo quede ciego pero contigo, que yo me haga un miserable, un imbécil, un triste, pero contigo, amor, contigo. No puedo respirar, tu eres el aire, el agua, el pan, todo lo que vive; perdóname porque te quiero así, perdóname porque éste amor me mata, porque éste amor te matará diariamente a mi lado, perdóname porque estarás conmigo todos los días de mi vi

Era otoño en París

Imagen
Las mejores frases y poemas de  Amor y desamor Era otoño en París y nos amábamos Con un amor maduro hecho de sueños jóvenes (en otro lar del mundo tuvimos veinte años Y te amamos, París, sin conocerte). Era otoño en París y nos amábamos: Ventana abierta al cielo y las estrellas Y por los bulevares Un trashumante breviario amarillento (ayer de hojas airosas, pétalos ruborosos Y asombradas corolas). Pentagrama que al viento dibujó su armonía Fue nuestro amor maduro hecho de sueños jóvenes, Era otoño en París y nos amábamos. La dicha nos tocaba sin saber, sin pensarlo Y una lluvia sutil sobre nuestras cabezas Desleía su canto que atravesó los siglos Para decirle al mundo que el amor es eterno; Versátil y mudable, igual y diferente, Pero siempre el Amor Eterno y solo. Despertamos los sueños en tus calles dormidas, Tus azules fantasmas, tu misterio más hondo. Y ensoñando mis versos junto al Sena, París, la mariposa de tu nombre Bordé en mi corazón. Gerardo Molina

Los sueños

Imagen
Los sueños nos llevan a un mundo inimaginable, nos demuestran la inmensidad del infinito, construyen con el tiempo la fortaleza de lo que somos, reímos, lloramos para reafirmar los sentimientos. Los sueños son las historias del pasado y lo que podemos lograr, convierten en deseo lo imposible, así es como se logra mejorar la naturaleza, de la mente que vagabundea hasta el corazón. Los sueños son la esperanza sin dejarla morir, el consuelo de los actos negativos de otras personas, la sublime caricia que estimula para seguir adelante, regresan con nosotros queridos ya alejados. Los sueños hacen la diferencia a la gente de fe, dejarlos es morir lentamente ahogados en la incertidumbre, los soñadores son y serán los que escapan de la mediocridad de lo que dicen ¡Ya todo está escrito! Gustavo Huerta G. H.

Te amaré - Silvio Rodríguez

Imagen
Te amaré, te amaré como al mundo te amaré aunque tenga final te amaré, te amaré en lo profundo te amaré como tengo que amar. Te amaré, te amaré como pueda te amaré aunque no sea la paz te amaré, te amaré lo que queda te amaré cuando acabe de amar. Te amaré, te amaré si estoy muerto te amaré al día siguiente, además te amaré, te amaré como siento te amaré con adiós, con jamás. Te amaré, te amaré junto al viento te amaré como único sé te amaré hasta el fin de los tiempos te amaré y, después, te amaré. Silvio Rodríguez - Rabo de Nube

Y nos dieron las diez - Joaquín Sabina

Imagen
Fue en un pueblo con mar una noche después de un concierto; tú reinabas detrás de la barra del único bar que vimos abierto. "Cántame una canción al oído y te pongo un cubata" "Con una condición: que me dejes abierto el balcón de tus ojos de gata". Loco por conocer los secretos de su dormitorio esa noche canté al piano del amanecer todo mi repertorio. Los clientes del bar uno a uno se fueron marchando, tú saliste a cerrar, yo me dije: "Cuidado, chaval, te estás enamorando". Luego todo pasó de repente, su dedo en mi espalda dibujo un corazón y mi mano le correspondió debajo de tu falda. Caminito al hostal nos besamos en cada farola, era un pueblo con mar, yo quería dormir contigo y tú no querías dormir sola... Y nos dieron las diez y las once, las doce y la una y las dos y las tres y desnudos al anochecer nos encontró la luna. Nos dijimos adiós, ojalá que volvamos a vernos, el verano acabó, el otoño duró l

Déjate convencer - Ismael Serrano

Imagen
Las mejores frases y canciones de Ismael Serrano  Una día la vida echará abajo tu puerta. Rendida, acorralada te pedirá cuentas por este fracaso, por haberme mentido. Y no encontrarás al hombre que te ponga a salvo, que el hecho de estar vivo siempre exige algo. Déjate convencer, duerme esta noche conmigo. Que el amor se encuentra antes si se busca. Mira que casualidad si yo fuera tu hombre y la duda de haberte dado luz no te deja dormir nunca. Déjate convencer. Ya habrá alguien que se haga cargo coger las culpas de este pecado. A donde iré, sin este abrazo. No te puedes negar, no sea que nuestro pasado nos llegué a atrapar. Esta noche está en nuestras manos decir alguna verdad que ya, que ya mentimos a diario. Anda, echa un vistazo a tu alrededor, no seas tonta, mira que no hay un alma que llevarse a la boca, que hay que repartir caricias y esta noche me toca... Que yo también comparto los mismos miedos, también busco una cinta par

Sin tu latido -Luis E Aute

Imagen
Hay algunos que dicen que todos los caminos conducen a Roma y es verdad porque el mío me lleva cada noche al hueco que te nombra y le hablo y le suelto una sonrisa, una blasfemia y dos derrotas; luego apago tus ojos y duermo con tu nombre besando mi boca. Ay, amor mío, qué terriblemente absurdo es estar vivo sin el alma de tu cuerpo, sin tu latido. Que el final de esta historia, enésima autobiografía de un fracaso, no te sirva de ejemplo, hay quien afirma que el amor es un milagro que no hay mal que no cure pero tampoco bien que le dure cien años; eso casi lo salva, lo malo son las noches que mojan mi mano. Aunque todo ya es nada, no sé por qué te escondes y huyes de mi encuentro. Por saber de tu vida no creo que vulnere ningún mandamiento; tan terrible es el odio que ni te atreves a mostrarme tu desprecio, pero no me hagas caso, lo que me pasa es que este mundo no lo entiendo. Luis Eduardo Aute

Si buscas en mí

Imagen
En mí no encontrarás lo que buscas: soy un bosque lleno de senderos confusos, una pregunta que no quiere una respuesta. Sigue buscando y te toparás conmigo de frente y despojado. Verás que mentiras me escurren por la boca, que mis piernas se aferraron a la tierra, que todo mi cuerpo fue cortado por navajas y siempre hay un espacio que falta por marcar. Encontrarás que tú también estás despojada, que poesía corre de tu pelo hasta tu ombligo, que de tus pechos emanan palabras pintadas y en tus caderas nacen racimos de uvas. Me encontrarás flagelado e indefenso y al mirarme te verás gloriosa y divina; pero si buscas en mí no hallarás lo que deseas. Si buscas en mí incluso podrías perderte entre mis sueños sin fechar, entre mis noches sin dormir, entre mis ecos del pasado. Y si te pierdes, me pierdo contigo, y me pierdo en ti, para que no busques otra cosa. En mí no encontrarás lo que buscas: soy un bosque lleno de senderos confusos, una pregunta que no quiere una respues

Los inmortales - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Mario Benedetti La piel acariciada se acabó se acabaron las manos que encendían los pulmones que juzgaban el aire las piernas que enseñaban el camino se acabó el cuerpo penetrando en el mar el cuerpo catedral o lastre o surco el cuerpo a plazo fijo el abrazable el cuerpo condenado se acabó quedan no obstante indicios generosos arrabales o esencias provincias de entusiasmo árbol al que miraron ojos que ya no existen y hace gala de aquel vistazo tutelar como si se tratara de su hoja más verde senderos que los idos transitaron o abrieron asumen en la tarde una libre tristeza algo así como sauces o memorias por donde ellos pasaron o amaron o riñeron riñen aman o pasan futuros inmortales esos que un día perderán la piel los brazos los riñones las mejillas el sexo y sin embargo sobrevivirán en el mágico vientre de una mujer de barro en la veracidad de un semejante en la usada decencia de una casa de rocas en la quebrada voz de un

La alborada

Imagen
Algo aprieta mi garganta, una palabra atravesada, como una espada, ataca mi mente, atrapa mi alma. Y esta palabra me hiere, se siente apresada, como una coartada, no se descubre, busca ser nada. Algo aprieta mi garganta, una de las furias desatada, como una pedrada, se escabulle, mientras me aguarda. Y esta furia me agobia, se sueña liberada, como la alborada, no se detiene, se anima en batalla. Alexander Galván López

Gestos de felicidad...

Imagen
Tempestad de un cielo triste, silencio cruel por la duda del mañana, oraciones consolando la soledad, noche eterna transformando la locura. Son los días difíciles sin encontrar la paz, los cuerpos de las grandes almas deciden alejarse dejando su recuerdo inmortal… Ahora son lejanas las flores hermosas. Incertidumbre por la fragilidad de la vida, amores reconstruyendo el pasado dejando un aroma misterioso y envuelto en la felicidad, sueños perdurando por un amanecer diferente. Gestos de felicidad se observan al caminar, confianza plena por un poderoso ser divino, a pesar de todo estoy en la banqueta de la calle donde prometiste regresar después de tu profecía. Gustavo Huerta G. H.

Sólo en sueños - Jaime Sabines

Imagen
Sólo en sueños,sólo en el otro mundo del sueño te consigo, a ciertas horas, cuando cierro puertas detrás de mí. ¡Con qué desprecio he visto a los que sueñan, y ahora estoy preso en su sortilegio, atrapado en su red! ¡Con qué morboso deleite te introduzco en la casa abandonada, y te amo mil veces de la misma manera distinta! Esos sitios que tú y yo conocemos nos esperan todas las noches como una vieja cama y hay cosas en lo oscuro que nos sonríen. Me gusta decirte lo de siempre y mis manos adoran tu pelo y te estrecho, poco a poco, hasta mi sangre. Pequeña y dulce, te abrazas a mi abrazo, y con mi mano en tu boca, te busco y te busco. A veces lo recuerdo. A veces sólo el cuerpo cansado me lo dice. Al duro amanecer estás desvaneciéndote y entre mis brazos sólo queda tu sombra. Jaime Sabines - Tarumba También te puede interesar : Me dueles

Sólo en sueños - Jaime Sabines

Imagen
Sólo en sueños, sólo en el otro mundo del sueño te consigo, a ciertas horas, cuando cierro puertas detrás de mí. ¡Con qué desprecio he visto a los que sueñan, y ahora estoy preso en su sortilegio, atrapado en su red! ¡Con qué morboso deleite te introduzco en la casa abandonada, y te amo mil veces de la misma manera distinta! Esos sitios que tú y yo conocemos nos esperan todas las noches como una vieja cama y hay cosas en lo oscuro que nos sonríen. Me gusta decirte lo de siempre y mis manos adoran tu pelo y te estrecho, poco a poco, hasta mi sangre. Pequeña y dulce, te abrazas a mi abrazo, y con mi mano en tu boca, te busco y te busco. A veces lo recuerdo. A veces sólo el cuerpo cansado me lo dice. Al duro amanecer estás desvaneciéndote y entre mis brazos sólo queda tu sombra. Jaime Sabines - Tarumba También te puede interesar : Me dueles

Poema de la despedida -(Canción del adiós)José Ángel Buesa

Imagen
Te digo adiós, y acaso te quiero todavía. Quizás no he de olvidarte, pero te digo adiós. No sé si me quisiste... No sé si te quería... O tal vez nos quisimos demasiado los dos. Este cariño triste, y apasionado, y loco, me lo sembré en el alma para quererte a ti. No sé si te amé mucho... no sé si te amé poco; pero sí sé que nunca volveré a amar así. Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo, y el corazón me dice que no te olvidaré; pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo, tal vez empiezo a amarte como jamás te amé. Te digo adiós, y acaso, con esta despedida, mi más hermoso sueño muere dentro de mí... Pero te digo adiós, para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti,. José Ángel Buesa

Pies hermosos - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Mario Benedetti La mujer que tiene los pies hermosos nunca podrá ser fea mansa suele subirle la belleza por tobillos pantorrillas y muslos demorarse en el pubis que siempre ha estado más allá de todo canon rodear el ombligo como a uno de esos timbres que si se les presiona tocan para elisa reivindicar los lúbricos pezones a la espera entreabrir los labios sin pronunciar saliva y dejarse querer por los ojos del espejo la mujer que tiene los pies hermosos sabe vagabundear por la tristeza. Mario Benedetti - El amor,las mujeres y la vida

Todavía - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Mario Benedetti No lo creo todavía estás llegando a mi lado y la noche es un puñado de estrellas y de alegría palpo gusto escucho y veo tu rostro tu paso largo tus manos y sin embargo todavía no lo creo tu regreso tiene tanto que ver contigo y conmigo que por cábala lo digo y por las dudas lo canto nadie nunca te reemplaza y las cosas más triviales se vuelven fundamentales porque estás llegando a casa sin embargo todavía dudo de esta buena suerte porque el cielo de tenerte me parece fantasía pero venís y es seguro y venís con tu mirada y por eso tu llegada hace mágico el futuro y aunque no siempre he entendido mis culpas y mis fracasos en cambio sé que en tus brazos el mundo tiene sentido y si beso la osadía y el misterio de tus labios no habrá dudas ni resabios te querré más todavía. Mario Benedetti

Duermes -Ismael Serrano

Imagen
Duermes,mientras la ciudad golpea el cristal con su llanto, ajena a tu sueño. Qué pena que este milagro de verte dormida en paz no desborde el muro de esta habitación. Ojalá que mañana, cuando te despiertes, duerma mi dolor. Duermes, y bajo el flexo una estudiante reza la locura de huir con los muchachos del camión de la basura. Y, mientras, los bares entierran la culpa de esta gran ciudad. Tantas soledades sin saber que duermes no pueden amar. Duermes, insomne cruzo la casa y te busco intranquilo, porque sueño a tu lado, aunque no duerma contigo. Duermes, perdona mi maldita costumbre de despertarte porque tengo miedo, o porque llego tarde. Duermes, y un hombre escribe versos frente a una computadora. Temblando, en la pantalla, abre la caja de Pandora. Y en un cuarto de hotel, busca encendida en el minibar el rumor de las olas una pareja que esta noche no dormirá. Duermes, y un hombre llora en un taxi mientras suena la radio. Una mujer desnuda lo detiene en un semáforo. Nad

Viajo - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Mario Benedetti Viajo como los nómadas pero con una diferencia carezco totalmente de vocación viajera sé que el mundo es espléndido y brutal viajo como las naves migratorias pero con una diferencia nunca puedo arrancarme del invierno sé que el mundo es benévolo y feroz viajo como las dóciles cometas pero con una diferencia nunca llego a encontrarme con el cielo sé que el mundo es eterno y agoniza. Mario Benedetti

Me gusta la gente simple - Facundo Cabral

Imagen
Me gusta la gente simple aunque yo soy complicado la gente de casa pobre y corazón millonario. La que todavía suda, la que se rompe las manos, la que se juega la vida por el pan de sus hermanos. Me gusta la gente simple que al vino le llama vino, la que al pan le llama pan y enemigo al enemigo. La que se da por entero y no tiene intermediarios la que comparte conmigo el respeto a los milagros. Me gusta la gente simple, que se levanta temprano, porque hay que limpiar la calle, pintar el frente al mercado, bajar del camión la fruta, repartir los telegramas, servir el café, la sopa, pescar, embolsar la papa, cortar el árbol preciso para hacer una guitarra con la que un día el cantor, caminará por la patria contando la gente simple, que sin ella no hay nada, ni siquiera la milonga que en el mundo me declara. Me gusta la gente simple que hace la silla y la mesa, los zapatos de mi madre, el vestido de Teresa. La que ríe fácilmente, la que fácilmente llora, la que inocente

Soneto XVII - Pablo Neruda

Imagen
Las mejores frases y poemas de Pablo Neruda No te amo como si fueras rosa de sal,  topacioo flecha de claveles que propagan el fuego: te amo como se aman ciertas cosas oscuras, secretamente, entre la sombra y el alma. Te amo como la planta que no florece y lleva dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores, y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo el apretado aroma que ascendió de la tierra. Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde, te amo directamente sin problemas ni orgullo: así te amo porque no sé amar de otra manera, sino así de este modo en que no soy ni eres, tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía, tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño. Pablo Neruda -Cien sonetos de amor(1959)

La octava - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Ahora que es el fin y ya todos las vieron de perfil y de frente in pectore y al dorso en tules y de largo no pueden caber dudas la reina es la más linda ah sí / pero la octava la octava de la izquierda tampoco caben dudas ésa es la cautivante sus dos centímetros de menos sus seis centímetros de más como decía el viejo nietzsche la hacen humana demasiado humana la reina es la más linda pero la octava de la izquierda es la más seductora quién podrá resistirse a sus labios en pena a sus ojos de vencida su tristeza en bikini. Mario Benedetti - El amor las mujeres y la vida

A raíz de lo sufrido

Imagen
Las mejores frases y poemas de Amor y desamor Yo veo al cielode un modo distinto sin miedos morales, sin ahogarme en lo mismo. Vivir, se entiende a raíz de lo sufrido con hábitos mortales, sabor venal de lo prohibido. Por eso mi cielo no lo prefiero infinito sino con lugares reales, donde se quiera poco, pero bonito. Vivir, yo entiendo no me es permitido sin sufrir viejos males y aún así disfrutar de haber vivido. Alexander Galván López

De lo prohibido - Mario Benedetti

Imagen
Las mejores frases y poemas de Mario Benedetti Prohibidos los silencios y los gritos unánimes las minifaldas y los sindicatos artigas y gardel la oreja en radio habana el pelo largo la condena corta josé pedro varela y la vía láctea la corrupción venial el pantalón vaquero los perros vagos y los vagabundos también los abogados defensores que sobrevivan a sus defendidos y los pocos fiscales con principio de angustia prohibida sin perdón la ineficacia todo ha de ser eficaz como un cepo prohibida la lealtad y sobretodo la tristeza esa que va de sol a sol y claro la inquietante primavera prohibidas las reuniones de más de una persona excepto las del lecho conyugal siempre y cuando hayan sido previa y debidamente autorizadas prohibidos el murmullo de las tripas el padrenuestro y la internacional el bajo costo de la vida y la muerte las palabritas y las palabrotas los estruendos molestos el jilguero los zurdos los anticonceptivos pero quién va a nacer. Mario Benedetti

Palabras menores - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Mario Benedetti La palabra se engaña en el papel como el oasis en los espejismos y en vez de los relámpagos del libre nos encomienda una canción cautiva puede ser asimismo un artificio talismán aportado por las lenguas o el alerta con un hilo de voz como punto de fuga o de clausura la palabra interrumpe / no vegeta convierte la memoria en un tatuaje sobrevuela el espacio como un buitre y se mete en plegarias y blasfemias como cierre virtual de los silencios lazarillo de la naturaleza salvoconducto del malentendido es un cruce de síes y de no es si se astilla o se quiebra la palabra nadie es capaz de reparar sus sílabas / con la palabra nos quedamos mudos porque todo nos queda por decir. Mario Benedetti

Al menos...

Imagen
Cuando te alejes de mí al menos déjame el perfume de tu piel deja el recuerdo de tus caricias para vivir, las sensaciones que me hiciste descubrir. Cuando decidas irte, devuelve los besos que a diario te di regresa el tiempo cuando te conocí, al menos di que me amaste como yo a ti. Cuando a mi lado ya no seas feliz al menos que exista la sinceridad pasiones guardadas aun por sentir, pero el deseo termina y me olvidarás. Si el tiempo pasa y nos volvemos a encontrar levanta la mirada no hay nada que ocultar fue un amor vivido en libertad bríndame un saludo y sigue tu andar. Clementh Villarreal También te puede interesar : Que te amen

Palabras

Imagen
Los mejores poemas de Amor y desamor Son las que nacen del sentimiento, desnudan la verdad, alegran los días y en ocasiones provocan lágrimas cuando se utilizan para despedirse. Se convierten en oraciones y cantos para disfrazar la tristeza, la soledad las trasforma en silencio, los niños en gritos reflejando su felicidad. A veces, se quedan guardadas para ocultar el pecado que daña el pasado, se convierten en arrepentimiento al despertar mirando un rostro ajeno. Son las palabras que deberían salir siempre con la verdad, las que tengo como nudo en la garganta al verte, las que necesito para decir… ¡Te amo! Gustavo Huerta G. H.