Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2021

No intentes cambiarme

Imagen
Las mejores frases y poemas de  Amor y desamor Me costó un gran esfuerzo… Lágrimas transformadas en arena, sufrimiento para comprender los errores, aceptar la capacidad de lo que puedo dar. Las enseñanzas fueron crueles, la decepción, traición, indiferencia crearon cicatrices que se quedarán, sin embargo, despertaron al guerrero. Una noche llegó una luz, iluminó el camino para caminar junto al que acepte mi forma de ser. No intentes cambiarme, te aseguro que finalmente encontré al humano, escondido en mí, el que puede dar más, los pasos serán lentos pero seguros. Arrojé con fuerza la llave de mis secretos, ahora soy libre, puedo observar lo maravilloso de la vida, la soledad me sonríe y me dice con voz baja, puedes alejarte cuando decidas. No intentes cambiarme, deja a mis alas llevarme al destino designado por mí, porque sé con seguridad encontraré la fragancia del aroma que ya es mía. Gustavo Huerta G. H.

Poema 6- Pablo Neruda

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa Te recuerdo como eras en el último otoño. Eras la boina gris y el corazón en calma. En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo. Y las hojas caían en el agua de tu alma. Apegada a mis brazos como una enredadera, las hojas recogían tu voz lenta y en calma. Hoguera de estupor en que mi sed ardía. Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma. Siento viajar tus ojos y es distante el otoño: boina gris, voz de pájaro y corazón de casa hacia donde emigraban mis profundos anhelos y caían mis besos alegres como brasas. Cielo desde un navío. Campo desde los cerros. Tu recuerdo es de luz, de humo, de estanque en calma! Más allá de tus ojos ardían los crepúsculos. Hojas secas de otoño giraban en tu alma. Pablo Neruda - Veinte poemas de amor y una canción desesperada

Poema 7 - Pablo Neruda

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Pablo Neruda Inclinado en las tardes tiro mis tristes redes a tus ojos oceánicos. Allí se estira y arde en la más alta hoguera mi soledad que da vueltas los brazos como un náufrago. Hago rojas señales sobre tus ojos ausentes que olean como el mar a la orilla de un faro. Sólo guardas tinieblas, hembra distante y mía, de tu mirada emerge a veces la costa del espanto. Inclinado en las tardes echo mis tristes redes a ese mar que sacude tus ojos oceánicos. Los pájaros nocturnos picotean las primeras estrellas que centellean como mi alma cuando te amo. Galopa la noche en su yegua sombría desparramando espigas azules sobre el campo. Pablo Neruda - Veinte poemas de amor y una canción desesperada

Poema 4 - Pablo Neruda

Imagen
Las mejores frases y poemas de  Pablo Neruda Es la mañana llena de tempestad en el corazón del verano. Como pañuelos blancos de adiós viajan las nubes, el viento las sacude con sus viajeras manos. Innumerable corazón del viento latiendo sobre nuestro silencio enamorado. Zumbando entre los árboles, orquestal y divino, como una lengua llena de guerras y de cantos. Viento que lleva en rápido robo la hojarasca y desvía las flechas latientes de los pájaros. Viento que la derriba en ola sin espuma y sustancia sin peso, y fuegos inclinados. Se rompe y se sumerge su volumen de besos combatido en la puerta del viento del verano. Pablo Neruda - Veinte poemas de amor y una canción desesperada 

Si tú me olvidas - Pablo Neruda

Imagen
Las mejores frases y poemas de Pablo Neruda Quiero que sepas una cosa. Tú sabes cómo es esto: si miro la luna de cristal, la rama roja del lento otoño en mi ventana, si toco junto al fuego la impalpable ceniza o el arrugado cuerpo de la leña, todo me lleva a ti, como si todo lo que existe, aromas, luz, metales, fueran pequeños barcos que navegan hacia las islas tuyas que me aguardan. Ahora bien, si poco a poco dejas de quererme dejaré de quererte poco a poco. Si de pronto me olvidas no me busques, que ya te habré olvidado. Si consideras largo y loco el viento de banderas que pasa por mi vida y te decides a dejarme a la orilla del corazón en que tengo raíces, piensa que en ese día, a esa hora levantaré los brazos y saldrán mis raíces a buscar otra tierra. Pero si cada día, cada hora sientes que a mí estás destinada con dulzura implacable. Si cada día sube una flor a tus labios a buscarme, ay amor mío, ay mía, en mí to

Aún te siento

Imagen
Ayer te marchaste de mi lado y hoy quizá ya estás muy lejos queriendo enterrar todo el pasado borrando de tu mente mis recuerdos. Aquellos recuerdos de una noche lejana en que ante mis ojos brillaste más fuerte que una estrella y deslumbraste mi corazón y mi ventana con esa luz infinita de mujer bella. Aún te siento en esta casa sola Siento que me tocas junto al viento siento que soy tu mar y tu mi ola pues aunque no estés, te siento parte de mí todo el tiempo. Hoy quizá deambules por un lugar remoto siguiendo la corriente de algún río en busca de algún corazón roto que te ayude a llenar ese vacío. Y mientras me olvidas yo seré feliz pues te tendré presente en mi mente y tú, tú serás tan infeliz por entregar el corazón tan fugazmente. Mi hogar fue la luna cuando te sentí solo mía Yo fui el sediento y tu mi poso de agua clara Hoy te alejas cuál corriente de un río que fluye día a día y muy lentamente de a poco nos separa. Este amor que sient

Nunca la mirada - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Hace tanto que pasé mi ecuador los años bajan como rompehielos traen edictos nada promisorios el pellejo es conciso y elocuente tiene arrugas y manchas desgarbadas lunares sospechosos y en capilla es archivo de tactos y contactos registra las caricias dadas y recibidas fue tieso y joven eso dicen la luna asoma la creciente la de los locos y murciélagos creciente sólo para recordármelo hace ya tantas lunas que pasé mi ecuador los ojos cambian nunca la mirada. Mario Benedetti

Irse - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti cada vez que te vayas de vos misma no olvides que te espero en tres o cuatro puntos cardinales siempre habrá un sitio dondequiera con un montón de bienvenidas todas te reconocen desde lejos y aprontan una fiesta tan discreta sin cantos sin fulgor sin tamboriles que sólo vos sabrás que es para vos cada vez que te vayas de vos misma procurá que tu vida no se rompa y tu otro vos no sufra el abandono y por favor no olvides que te espero con este corazón recién comprado en la feria mejor de los domingos cada vez que te vayas de vos misma no destruyas la vía de regreso volver es una forma de encontrarse y así verás que allí también te espero. Mario Benedetti

Ángelus porteño - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Me he quedado junto al árbol veterano y cordial en su sabiduría un pibe alegre y andrajoso corre y recorre el sendero sin nadie en la gramilla blanda y celestina dos adolescentes aprenden a besarse y ya casi lo saben abajo pasan autos rojos verdes azules en la tarde hay un pozo de silencios y uno espera que hable el campanario de pronto entre los grandes edificios la bomba estalla como una desmentida claro el pibe en andrajos se detiene con un pie sorprendido en el aire la pareja se desbesa de a poco un auto verde frena como quejándose al árbol no se le mueve ni una hoja. Mario Benedetti

Ahora vale la pena - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Ahora vale la pena. Dios se quedó dormido. Todos sabemos que esto no es definitivo que es una suerte loca quizá un breve delirio. Ahora vale la pena vivir aunque haga frío aunque la tarde vuele. O no vuele. Es lo mismo. Ahora sí pero luego si Dios no se despierta qué pasará diosmío. Mario Benedetti - Poemas del hoyporhoy.

Los inmortales - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Mario Benedetti La piel acariciada se acabó se acabaron las manos que encendían los pulmones que juzgaban el aire las piernas que enseñaban el camino se acabó el cuerpo penetrando en el mar el cuerpo catedral o lastre o surco el cuerpo a plazo fijo el abrazable el cuerpo condenado se acabó quedan no obstante indicios generosos arrabales o esencias provincias de entusiasmo árbol al que miraron ojos que ya no existen y hace gala de aquel vistazo tutelar como si se tratara de su hoja más verde senderos que los idos transitaron o abrieron asumen en la tarde una libre tristeza algo así como sauces o memorias por donde ellos pasaron o amaron o riñeron riñen aman o pasan futuros inmortales esos que un día perderán la piel los brazos los riñones las mejillas el sexo y sin embargo sobrevivirán en el mágico vientre de una mujer de barro en la veracidad de un semejante en la usada decencia de una casa de rocas en la quebrada

No mi amigo... - Mercedes Reyes Arteaga

Imagen
"No mi amigo, usted no entiende, a la mujer si se le quiere debe ser constante, eso de amarla hoy y dejar pasar un mes para hacerlo de nuevo no funciona… Sea constante o prepárese para perderla por siempre." Mercedes Reyes Arteaga *Este es otro de los tantos textos que se le atribuyen a Mario Benedetti en las redes sociales y que no es de él.

Cuando la poesía - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Cuando la poesía abre sus puertas uno siente que el tiempo nos abraza una verdad gratuita y novedosa renueva nuestro manso alrededor cuando la poesía abre sus puertas todo cambia y cambiamos con el cambio todos traemos desde nuestra infancia uno o dos versos que son como un lema y los guardamos en nuestra memoria como una reserva que nos hace bien cuando la poesía abre sus puertas es como si cambiáramos de mundo... Mario Benedetti - Biografía para encontrarme

Oración - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Déjame este zumbido de verano y la ausencia bendita de la siesta déjame este lápiz este block esta máquina este impecable atraso de dos meses este mensaje del tabulador déjame solo con mi sueldo con mis deudas y mi patrón déjame pero no me dejes después de las siete menos diez Señor cuando esta niebla de ficción se esfume y quedes Tú si quedo Yo. Mario Benedetti

Las soledades de Babel - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti La soledad es nuestra propiedad más privada viejo rito de fuegos malabares en ella nos movemos e inventamos paredes con espejos de los que siempre huimos la soledad es tiempo / veloz o detenido / reflexiones de noria / espirales de humo / con amores in vitro / desamores in pectore / y repaso metódico de la buena lujuria la soledad es noche con los ojos abiertos esbozo de futuro que escondió la memoria desazones de héroe encerrado en su pánico y un sentido de culpa / jubilado de olvido es la tibia conciencia de cómo deberían haber sido los cruces de la vida y la muerte y también el rescate de los breves chispazos nacidos del encuentro de la muerte y la vida la soledad se sabe sola en mundo de solos y se pregunta a veces por otras soledades no como via crucis entre ánimo y ánima más bien con interés entomológico todavía hace un tiempo / en rigor no hace tanto las soledades

Volver a empezar

Imagen
Hermosa mañana de invierno, se escuchan los cantos de las aves, un cielo azul con destellos blancos, se siente una sensación encantadora. Regresan a la mente los bellos recuerdos, el corazón se entusiasma, el alma canta su melodía, aparecen los aromas de esperanza. Es un buen día para dejar rencores, dejar brillar los ojos como estrellas, colmar de energía nuestro camino, abrigar la sensibilidad para amar. Gustavo Huerta G. H.

Poste restante - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Durante varios años, Verónica me había escrito una carta mensual. No diré que yo las olvidara, pero tal vez se hubieran quedado escondidas en el tedio del pasado de no sobrevenir la obligación de mi mudanza. Estuve tres días vaciando roperos y armarios y de uno de éstos se desprendió una maleta que no tenía candado y en consecuencia se abrió al tocar el suelo. Y allí estaba el atado con las cartas que Verónica mandaba regularmente a mi casilla de correo. Quizá yo estaba cansado con tanta calistenia de traslado, pero al mismo tiempo me picó la curiosidad y me vinieron ganas de releer aquellas cartas de ayer y de anteayer. Aquí transcribo algunas: Hola Martín: Aquí estoy en la terraza, sola, frente a la costa. No hay viento, el mar está quieto. Una confesión: la soledad ha dejado de herirme. Mejor aún: me permite revisar, casi diría descifrar, mi pasado sin gracia. En un platillo de la balanza coloco

El amor que calla - Gabriela Mistral

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa No pertenece a Gabriela Mistral  Si yo te odiara, mi odio te daría en las palabras, rotundo y seguro; pero te amo y mi amor no se confía a este hablar de los hombres, tan oscuro. Tú lo quisieras vuelto en alarido, y viene de tan hondo que ha deshecho su quemante raudal, desfallecido, antes de la garganta, antes del pecho. Estoy lo mismo que estanque colmado y te parezco un surtidor inerte. ¡Todo por mi callar atribulado que es más atroz que el entrar en la muerte! Gabriela Mistral

Otro cielo - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti No existe esponja para lavar el cielo pero aunque pudieras enjabonarlo y luego echarle baldes y baldes de mar y colgarlo al sol para que se seque siempre faltaría el pájaro en silencio no existen métodos para tocar el cielo pero aunque te estiraras como una palma y lograras rozarlo en tus delirios y supieras al fin como es al tacto siempre te faltaría la nube de algodón no existe un puente para cruzar el cielo pero aunque consiguieras llegar a la otra orilla a fuerza de memoria y pronósticos y comprobaras que no es tan dificil siempre te faltaría el pino del crepúsculo eso es por que se trata de un cielo que no es tuyo aunque sea impetuoso y desgarrado en cambio cuando llegue al que te pertenece no lo querrás lavar ni tocar ni cruzar pero estarán el pájaro y la nube y el pino. Mario Benedetti

El olvido - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO Pertenece a Mario Benedetti El olvido no es victoria sobre el mal ni sobre nada y si es la forma velada de burlarse de la historia para eso está la memoria que se abre de par en par en busca de algún lugar que devuelva lo perdido no olvida el que finge olvido sino el que puede olvidar. Mario Benedetti

Poema de la despedida -(Canción del adiós)José Ángel Buesa

Imagen
Las mejores frases y poemas de José Ángel Buesa Te digo adiós, y acaso te quiero todavía. Quizás no he de olvidarte, pero te digo adiós. No sé si me quisiste... No sé si te quería... O tal vez nos quisimos demasiado los dos. Este cariño triste, y apasionado, y loco, me lo sembré en el alma para quererte a ti. No sé si te amé mucho... no sé si te amé poco; pero sí sé que nunca volveré a amar así. Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo, y el corazón me dice que no te olvidaré; pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo, tal vez empiezo a amarte como jamás te amé. Te digo adiós, y acaso, con esta despedida, mi más hermoso sueño muere dentro de mí... Pero te digo adiós, para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti. José Ángel Buesa

Triste número tres - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Mario Benedetti La tristeza es un don / cosecha al paso contrición prometida en otro instante o presagio de sombras y no obstante no es penuria ni abismo ni fracaso si la tristeza es don no es don escaso cuando acude a la noche del amante o se enfrenta a la muerte / interrogante en la luz cenicienta del ocaso puede ser más que un don / una proeza el prólogo feraz de una osadía o un dolor (soportable) de cabeza si en el goce hasta el triste desconfía en el escalafón de la tristeza no hay tristeza mayor que la alegría Mario Benedetti - Las soledades de Babel

Ámame como soy - Pablo Milanés

Imagen
Ámame como soy, tómame sin temor tócame con amor, que voy a perder la calma. Bésame sin rencor, trátame con dulzor mírame por favor que quiero llegar a tu alma. Amar es un laberinto que nunca había conocido desde que yo di contigo quiero romper ese mito. Quiero salir de tu mano venciendo todos los ritos quiero gritar que te amo y que todos oigan mi grito. Ámame como soy, tómame sin temor tócame con amor, que voy a perder la calma. Bésame sin rencor, trátame con dulzor mírame por favor que quiero llegar a tu alma. Lo bello es lo que ha nacido del más puro sentimiento lo bello lo llevo dentro, lo bello nace conmigo. Yo quiero sientas conmigo tan bello como yo siento juntar esos sentimientos y hacer más bello el camino. Pablo Milanés

El alma no es el cuerpo - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Nos enseñaron desde niños cómo se forma un cuerpo sus órganos sus huesos sus funciones sus sitios pero nunca supimos de qué estaba hecha el alma ¿será de sentimientos / de ensueños / de esperanzas? ¿de emociones / de tirrias / de estupores? lo cierto es que / ignorada / el alma arde en su fuego tiene espasmos oscuros punzadas de ternura suburbios de delirio ¿será tal vez una inquilina del corazón? ¿o viceversa? entre ellos no hay frontera ¿o será la asesora principal de la mente? ¿o viceversa? entre ellas no hay disputa ¿o será capataza de la pobre conciencia? ¿o viceversa? entre ellas no hay acuerdo el alma tiene hambres y cuando está famélica puede herir puede armarse de enconos o de furias no hay que pensar que el alma es un tul de inocencia ajeno a los agravios que sufren cuerpo y alma en el alma se forman abscesos de rencores tumores de impaciencia

Quiero llevar tu sello... Julia Prilutzky Farny

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Julia Prilutzky Farny Quiero llevar tu sello, estar marcada como una cosa más entre tus cosas. Que las gentes murmuren: allá pasa, allá va feliz, la señalada, la que lleva en el rostro esa antigua señal de risa y lágrima, la cabellera derramada y viva, toda ella una antorcha y toda llama, musgo de eternidad sobre sus hombros resplandeciendo así, como una lámpara. A mis pies, un rumor de muchedumbre se irá abriendo en canal, como una calle. No me importa que digan: esa mujer que escapa como ráfaga, que no ve fuera de su sangre, nada, que ya no escucha fuera de sus voces, que no despierta sino entre sus brazos, que camina sonriendo; esa mujer que va segando el aire, la boca contra el viento, le pertenece toda como un libro, como el reloj, la pipa o el llavero. Como cualquier objeto imprescindible que es uno mismo a fuerza de ser nuestro. Quiero que todos sepan que te quiero: deja tu mano, amor

Mujer de mi mala suerte - Facundo Cabral

Imagen
  Esta frase es de  la canción Vida sencilla de Facundo Cabral Mujer de mi mala suerte con la patente del corazón vencida transito entre los cadáveres buscándote mi amor, y no te encuentro. Mujer de mi mala suerte, asombro del pobre, capricho del rico, mujer que entraste en mi vida a pesar de los cerrojos que puse en todas mis puertas. Atraviesas las paredes de mi cuerpo y de mi alma y me derribas los muros con que protegía a mi corazón. Mujer de mi mala suerte que llenas de flores a mi cementerio. Engañaste a la gitana porque no estabas escrita en la palma de mi mano, ni en la borra del café, ni en las estrellas del cielo, confundiendo a mi destino con solo pasar corriendo al costado de la mar. Alguien grito tu nombre para que ya no pueda oír otro resonando en el maldito mundo donde te espero en vano. Mujer de mi mala suerte como duele una hora de no verte cuanto pesa tu ausencia . Estoy cansado de respirar para vos de encontrarte en cad

Echar las cartas/6 - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Querida Andrea: Antes que nada, eufórico como estoy, me siento obligado a transcribir tu cartita: “yo también estoy loca. Yo también sueño contigo, dormida y despierta. Yo también oigo campanitas. Yo también añoro, no sólo tus manos en mi cuerpo, sino también mis manos en el tuyo. No voy a dejar a mi marido, porque es bueno y lo quiero, pero quiero encontrarme contigo, con o sin campanitas, pero estar contigo ¿Puede ser?” Es claro que puede ser, mujer primera. Tampoco pienso dejar a Patricia, la verdad es que la quiero. Pero la otra poderosa verdad es que necesito estar contigo. Tengo la impresión de que vos y yo, que no funcionamos demasiado bien como marido y mujer, si funcionaremos espléndidamente como amantes. ¿Recordás aquello de “fiel pero no fanático”? Hasta el viernes, muchacha, en el café de siempre. Mario Benedetti

Desamor

Imagen
Las mejores frases y poemas de Amor y desamor Si el amor acaba quisiera decir ante lo inevitable que disfruté cada momento de tus besos, nuestras tardes. Si el amor acaba prefiero decir ante lo insufrible que deseé en todo tiempo un buen amor, de los reales. Si el amor acaba una pausa necesaria es temible respirar suave, muy lento aunque suelo odiar los finales. Si el amor acaba no necesitaba ser indestructible es que debió ser, con acierto, más fuerte que los temporales. Alexander Galván López

Con la frente marchita - Joaquín Sabina

Imagen
Sentados en corro merendábamos besos y porros y las horas pasaban deprisa entre el humo y la risa te morías por volver "con la frente marchita" -cantaba Gardel- y, entre citas de Borges, Evita bailaba con Freud; ya llovió desde aquel chaparrón hasta hoy. Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte carricoches de miga de pan, soldaditos de lata, con agüita del mar andaluz quise yo enamorarte pero tú no querías más amor que el del Río de la Plata. Duró la tormenta hasta entrados los años ochenta, luego el sol fue secando la ropa de la vieja Europa. No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió, "mándame una postal de San Telmo, adiós, cuídate" y sonó entre tú y yo el silbato del tren. Aquellas banderas de la patria de la primavera a decirme que existe el olvido esta noche han venido. Te sentaba tan bien esa boina calada al estilo del Che, Buenos Aires es como contabas, hoy fui a pasear y al llegar a la Pl