Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2021

Poema del domingo triste - José Ángel Buesa

Imagen
Este domingo triste pienso en ti dulcemente y mi vieja mentira de olvido, ya no miente. La soledad, a veces, es peor castigo... Pero, ¡qué alegre todo, si estuvieras conmigo! Entonces no querría mirar las nubes grises, formando extraños mapas de imposibles países; y el monótono ruido del agua no sería el motivo secreto de mi melancolía. Este domingo triste nace de algo que es mío, que quizás es tu ausencia y quizás es mi hastío, mientras corren las aguas por la calle en declive y el corazón se muere de un ensueño que vive. La tarde pide un poco de sol, como un mendigo, y acaso hubiera sol si estuvieras conmigo; y tendría la tarde, fragantemente muda, el ingenuo impudor de una niña desnuda. Si estuvieras conmigo, amor que no volviste, ¡qué alegre me sería este domingo triste! José Ángel Buesa   -  Oasis

1964 - Jorge Luis Borges

Imagen
I Ya no es mágico el mundo. Te han dejado. Ya no compartirás la clara luna ni los lentos jardines. Ya no hay una luna que no sea espejo del pasado, cristal de soledad, sol de agonías. Adiós las mutuas manos y las sienes que acercaba el amor. Hoy sólo tienes la fiel memoria y los desiertos días. Nadie pierde (repites vanamente) sino lo que no tiene y no ha tenido nunca, pero no basta ser valiente para aprender el arte del olvido. Un símbolo, una rosa, te desgarra y te puede matar una guitarra. II Ya no seré feliz. Tal vez no importa. Hay tantas otras cosas en el mundo; un instante cualquiera es más profundo y diverso que el mar. La vida es corta y aunque las horas son tan largas, una oscura maravilla nos acecha, la muerte, ese otro mar, esa otra flecha que nos libra del sol y de la luna y del amor. La dicha que me diste y me quitaste debe ser borrada; lo que era todo tiene que ser nada. Sólo que me queda el goce de estar triste, esa

Destino

Imagen
 Las mejores frases y poemas de  Amor y desamor Unas miradas que se cruzan en medio de tanta gente me pregunto si en la jungla existe tanto demente. Dos almas que se juntan para evitar la muerte un intento, se preguntan, de cambiar la mala suerte. Pocas veces se agrupan amores clandestinamente si es que no los asusta pueden vivir libremente. Unas miradas que se cruzan en el juego de la mente empiezan taciturnas y terminan contracorriente. Alexander Galván López

Verdades

Imagen
Fui cantor de mil poemas; fui una sombra entre extrañezas, fui compás de tu bella canción, fui verso en tu poesía. Soy hojas secas de otoño desbordadas, soy principio y fin de un sueño. Soy soledad y distancia; soy amaneceres con promesas, soy amor en tus ojos: Soy la silueta de un ser que sucumbe a tus encantos. De los errores he aprendido, la amargura de los años perdidos, mas nunca jamás olvido, que en tus brazos dejé los más puros latidos. Sigo siendo cantor, las palabras me encuentran. Tengo amor y desapego: Si me pides vida te la doy, si te lastiman las espinas, paciencia y ternura nos curarán día a día. Si me pides compañía, aquí estoy y estaré… Si me pides olvido te lo doy. Alondra Pankar

Sobre mis pasos

Imagen
Las mejores frases y poemas de Amor y desamor Yo también tuve días desastrosos en los que se me iba la vida en los que todo me parecía doloroso. Miré de frente el nacer del amor en mis manos lo vi crecer en ellas lo vi ahogarse con dolor. Yo también soñé y tuve pesadillas escribí poemas de amor le canté a la noche y lloré los días. Acusé mi dolor a propios y extraños en ellos nunca me encontré en esos tiempos, vi pasar los años. Yo también soplé fuerte mis cenizas en un intento vano de olvidar mientras lo hacía, más me encendía. Respiré, medité, busqué más salidas entonces volví sobre mis pasos renuncié a lo simple que llamaba vida. Yo también luché, enfrenté molinos conquisté de nuevo la razón una vez más respiré y rompí destinos. Alexander Galván López Sigue leyendo los poemas de Alexander Galván López

Cuántas veces, amor, te amé sin verte y tal vez sin recuerdo...Pablo Neruda

Imagen
Las mejores frases y poemas de Pablo Neruda Soneto XXII Cuántas veces, amor, te amé sin verte y tal vez sin recuerdo, sin reconocer tu mirada, sin mirarte, centaura, en regiones contrarias, en un mediodía quemante: eras sólo el aroma de los cereales que amo. Tal vez te vi, te supuse al pasar levantando una copa en Angola, a la luz de la luna de Junio, o eras tú la cintura de aquella guitarra que toqué en las tinieblas y sonó como el mar desmedido. Te amé sin que yo lo supiera, y busqué tu memoria. En las casas vacías entré con linterna a robar tu retrato. Pero yo ya sabía cómo era. De pronto mientras ibas conmigo te toqué y se detuvo mi vida: frente a mis ojos estabas, reinándome, y reinas. Como hoguera en los bosques el fuego es tu reino. Pablo Neruda

Poema 3 - Pablo Neruda

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Pablo Neruda Ah vastedad de pinos, rumor de olas quebrándose, lento juego de luces, campana solitaria, crepúsculo cayendo en tus ojos, muñeca, caracola terrestre, en ti la tierra canta! En ti los ríos cantan y mi alma en ellos huye como tú lo desees y hacia donde tú quieras. Márcame mi camino en tu arco de esperanza y soltaré en delirio mi bandada de flechas. En torno a mí estoy viendo tu cintura de niebla y tu silencio acosa mis horas perseguidas, y eres tú con tus brazos de piedra transparente donde mis besos anclan y mi húmeda ansia anida. Ah tu voz misteriosa que el amor tiñe y dobla en el atardecer resonante y muriendo! Así en horas profundas sobre los campos he visto doblarse las espigas en la boca del viento. Pablo Neruda - Veinte poemas de amor y una canción desesperada

De cuando estuve loco- Joan Manuel Serrat

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Joan Manuel Serrat De cuando estuve loco aún conservo el carné de majara en la cartera, un plano detallado del infierno, un cielo con pirañas y goteras, un prontuario en la comisaría, un frasco con pastillas de colores, la carta con la que te despedías, remedios varios contra el mal de amores. Ahora voy rumbo al sur a sentar plaza desdeñando otros puntos cardinales y el sol encarcelado en la terraza. Voy rumbo al sur buscando tus besos espirales. Atrás dejo kilómetros de afueras, aire por respirar, luces en rojo. Hacia donde señalan tus pezones voy a toda pastilla dando gas a la moto. De cuando estuve loco aún conservo un par de gramos de delirio en rama, por si atacan con su razón los cuerdos y un viento fuerza seis de tramontana; el vicio de escribir por las paredes pareados de amor, y la manía de buscarte entre todas las mujeres que en horas bajas me hacen compañía. Cuando rozo tus pétalos, nenúfar que sobrevive en

Celos - José Ángel Buesa

Imagen
Las mejores frases y poemas de  José Ángel Buesa Ya sólo eres aquella que tiene la costumbre de ser bella. Ya pasó la embriaguez. Pero no olvido aquel deslumbramiento, aquella gloria del primer momento, al ver tus ojos por primera vez. Yo sé que, aunque quisiera, no he de volverte a ver de esa manera. Como aquel instante de embriaguez; y siento celos al pensar que un día, alguien, que no te ha visto todavía, verá tus ojos por primera vez. José Ángel Buesa - Poemas prohibidos (1959)

Entre Pobres - Facundo Cabral

Imagen
Entre pobres yo nací  entre pobres me crié, entre pobres voy viviendo, y entre pobres moriré. Yo siempre quise vivir, y porque quise yo vivo, solo diciendo que si, se cumple nuestro destino. Yo vengo de donde el Diablo, perdió la categoría, el conquistador la fuerza, y la inocencia María. Vengo de donde Francisco, se casa con la Teresa todas las noches de año, y casi todas las siestas. Suelo pasar el invierno, con la leña que recojo No soy esclavo ni amo, para vivir de los otros. El Hornero hace su nido, como yo hago mi canción, cada cual con cada uno, es ley de la creación. Tal vez mañana me vaya, si se me ocurre partir y si no me da la gana, me quedaré por aquí. No será más pobre el mundo, el día que yo me muera, otro canalla andará, agitando por la tierra. No pierdo tiempo en cuidarme, la vida es bello peligro, del peligro del amor, mi madre tuvo siete hijos, Si ella se hubiese cuidado, de mi padre y su fervor a la reunión de esta noche, le faltaría un cantor. Facundo Cab

Hilo rojo

Imagen
Las mejores frases y  poemas  de Amor y desamor Entibio mis ansias con tu recuerdo, atesorando aquel abrazo eterno, hilo rojo que ató nuestros destinos, con entregas de amor en el camino. Suspiros al viento por la añoranza, pasión que ni con el tiempo se acaba. Invento de siluetas en los sueños, imaginando en el horizonte un regreso. Hilo conductor de nuevo a la vereda, sin renuncia a un amor que dejó su estela. Amor desmesurado en cada encuentro, en nuestra existencia , se torna perpetuo. Pasión que se guarda en los corazones, senda trazada para unir a dos amores. Hebra que nos alcanza en la distancia, para robar a nuestras vidas la calma. Hilo rojo que amarró nuestras almas encendiendo en cada tropiezo la llama, fuego que se niega a ser aniquilado, lazo eterno, amor jamás olvidado. Ángeles Mendia

Palabras menores - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a  Mario Benedetti La palabra se engaña en el papel como el oasis en los espejismos y en vez de los relámpagos del libre nos encomienda una canción cautiva puede ser asimismo un artificio talismán aportado por las lenguas o el alerta con un hilo de voz como punto de fuga o de clausura la palabra interrumpe / no vegeta convierte la memoria en un tatuaje sobrevuela el espacio como un buitre y se mete en plegarias y blasfemias como cierre virtual de los silencios lazarillo de la naturaleza salvoconducto del malentendido es un cruce de síes y de no es si se astilla o se quiebra la palabra nadie es capaz de reparar sus sílabas / con la palabra nos quedamos mudos porque todo nos queda por decir. Mario Benedetti

Echar las cartas/1 - Mario Benedetti

Imagen
Querida muchacha: No te extrañe que te llame así. A pesar de los años transcurridos, para mí seguís siendo la muchacha de entonces, la que atravesaba la Plaza de lunes a viernes, a las siete menos cuarto, cosechando las lúbricas miradas de los varones de la tarde. Todos te quitábamos con la imaginación el vestido floreado, aunque cada uno se quedaba con una revelación distinta. Nunca dejaré de agradecerle al doctor Anselmi la noche en que nos presentó en el café Gloria y luego se fue discretamente, dejándonos por primera vez a solas con nuestro mutuo asombro. Y allí empezó todo. Tres meses después tuve el privilegio de quitarte el vestido floreado (eran otras flores, claro) y encontré que superabas en mucho los prodigios de la intuición. Por suerte no eras perfecta, pero tu imperfección le otorgaba un signo irrepetible a mi enamoramiento. Te preguntarás por qué te cuento todo esto que sabés de memoria, por qué rememoro el origen de los tiempos, o sea de nuest

Cuando la poesía - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Cuando la poesía abre sus puertas uno siente que el tiempo nos abraza una verdad gratuita y novedosa renueva nuestro manso alrededor cuando la poesía abre sus puertas todo cambia y cambiamos con el cambio todos traemos desde nuestra infancia uno o dos versos que son como un lema y los guardamos en nuestra memoria como una reserva que nos hace bien cuando la poesía abre sus puertas es como si cambiáramos de mundo... Mario Benedetti - Biografía para encontrarme

Soledad

Imagen
Soledad que no te marchas ni el amor puede alejarte vives en mi y a veces creo que ni muriendo me dejarías. Vivo en los límites, entre tú, soledad mía, los amores, las tormentas y las calmas, la alegría y mi tristeza que se vuelven infinitas en mi alma. Se entrelazan en el fondo alegrías y tristezas y detrás estás tú, soledad mía. Siempre conmigo, a veces, callada … como si durmieras. Aulis Tornero

Intenso

Imagen
Las mejores frases y Poemas inéditos Aquí me quedocon la soledad, con mis años aprendiendo lo necesario siendo igual de bueno, que de malo. Así pretendo con los que amo, sin extraños escapar de lo ordinario siendo tan atento, como descuidado. Aquí me quedo con mis temores, con mis sueños creyendo siempre, a diario que fui igual de intenso, que apagado. Aquí espero que vengas a mi lado, en tanto no temas lo inesperado en mí encontrarás lo que has buscado. Alexander Galván López

El deseo de amar

Imagen
Los mejores poemas y frases de  Amor y desamor Si un día escucharas mis letras sin importar que no sea mi voz, entenderás el amor que desprende mi alma por ti, mi gran devoción. Escúchalo con el corazón, deja que te envuelva el pasado y descubras lo que nunca te dije, si desprendes un suspiro es el mismo que nació de mí. Sueña con un paraíso fantástico que finalmente fue lo único que pude ofrecer, si arrojas una lágrima escóndela, la intención es tu sonrisa como antes. Guarda tus palabras, tienes que ocultar tu sentimiento igual que yo, disculpa el atrevimiento ¡sé que eres ajena!… Solamente que hoy nació nuevamente el deseo de amar. Gustavo Huerta

Te quiero

Imagen
Pretendo querer a mansalva, siniestro prefiero sentir lo inmenso elijo no esperar lo nuestro. Ven a recorrer, mi mundo imperfecto ven pronto a querernos la vida no tiene intermedio. Te quiero libre como un libro abierto dispuesta a ver el cielo dispuesta a olvidar lo eterno. Pretendo querer, sin miedos y sincero me entregué al tiempo esta vida no tiene misterios. Alexander Galván López

Me falta

Imagen
Que nada me falta dice la gente. Porque tengo un techo y familia que me quiere. Que ingrato es aquel que no valora lo que tiene ¡Perdón Señor! Por mi osadía Por no ubicar mi realidad de los estándares normales que dicta la sociedad que los viejos, no podemos amar. Madre pura y abnegada buena abuela y fiel esposa Cuidar nietos y bordar. Ver novelas color rosa. Agradezco al Creador la familia que me ha dado Los bienes recibidos ni con mi vida los pago. Pero si, me falta algo Una caricia y un beso para sentirme mujer Pues creo que aún lo merezco. July

Te extraño

Imagen
Las mejores frases y poemas de Amor y desamor Te extraño de una manera irracional e inconsciente. Te extraño por supervivencia o perseverancia. Te extraño porque no quiero olvidarte, así te extraño, porque no encuentro otra manera como deba extrañarse. Sí, sí, sí te extraño, con los labios, con la piel, con los tímpanos, con el alma. Te extraño que cada respiro lleva tu nombre. Te extraño que mi cordura también desea extrañarte, así te extraño. Te extraño si hace frío o si el sol me quema más de lo debido. Te extraño hasta cuando no te extraño. Richard Yánez

Bienvenida- Mario Benedetti

Imagen
Se me ocurre que vas a llegar distinta no exactamente más linda ni más fuerte ni más dócil ni más cauta tan sólo que vas a llegar distinta como si esta temporada de no verme te hubiera sorprendido a vos también quizá porque sabes como te pienso y te enumero después de todo la nostalgia existe aunque no lloremos en los andenes fantasmales ni sobre las almohadas de candor ni bajo el cielo opaco yo nostalgio tú nostalgias y como me revienta que él nostalgie tu rostro es la vanguardia tal vez llega primero porque lo pinto en las paredes con trazos invisibles y seguros no olvides que tu rostro me mira como pueblo sonríe y rabia y canta como pueblo y eso te da una lumbre inapagable ahora no tengo dudas vas a llegar distinta y con señales con nuevas con hondura con franqueza sé que voy a quererte sin preguntas. sé que vas a quererme sin respuestas. Mario Benedetti También te puede interesar : Es tan poco

Los he visto en el cine - Jaime Sabines

Imagen
Los he visto en el cine, frente a los teatros, en los tranvías y en los parques, los dedos y los ojos apretados. Las muchachas ofrecen en las salas oscuras sus senos a las manos y abren la boca a la caricia húmeda y separan los muslos para invisibles sátiros. Los he visto quererse anticipadamente, adivinando el goce que los vestidos cubren, el engaño de la palabra tierna que desea, el uno al otro extraño. Es la flor que florece en el día más largo, el corazón que espera, el que tiembla lo mismo que un ciego en un presagio. Esa niña que hoy vi tenía catorce años, a su lado sus padres le miraban la risa igual que si ella se la hubiera robado. Los he visto a menudo —a ellos, a los enamorados— en las aceras, sobre la yerba, bajo un árbol, encontrarse en la carne, sellarse con los labios. Y he visto el cielo negro en el que no hay ni pájaros, y estructuras de acero y casa pobres, patios, lugares olvidados. Y ellos, constantes, tiemblan se ponen en

Mamá.

Imagen
Agüita purísima -luz de manantial Endulza mis labios Tu nombre: Mamá. La Vida en tu Vida Me diste y me das. Agüita purísima -luz de manantial-. Te llevo en mi pecho Como en un altar Y endulza mis labios Tu nombre: ¡Mamá! Gerardo Molina

Poema 8 - Pablo Neruda

Imagen
Las mejores frases y poemas de  Pablo Neruda Abeja blanca zumbas -ebria de miel- en mi alma y te tuerces en lentas espirales de humo. Soy el desesperado, la palabra sin ecos, el que lo perdió todo, y el que todo lo tuvo. Última amarra, cruje en ti mi ansiedad última. En mi tierra desierta eres la última rosa. Ah silenciosa! Cierra tus ojos profundos. Allí aletea la noche. Ah desnuda tu cuerpo de estatua temerosa. Tienes ojos profundos donde la noche alea. Frescos brazos de flor y regazo de rosa. Se parecen tus senos a los caracoles blancos. Ha venido a dormirse en tu vientre una mariposa de sombra. Ah silenciosa! He aquí la soledad de donde estás ausente. Llueve. El viento del mar caza errantes gaviotas. El agua anda descalza por las calles mojadas. De aquel árbol se quejan, como enfermos, las hojas. Abeja blanca, ausente, aún zumbas en mi alma. Revives en el tiempo, delgada y silenciosa. Ah silenciosa! Pablo Neruda - Veinte poemas de amor y una canción desesperada