Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2018


Pido silencio - Pablo Neruda

Imagen
Las mejores frases y poemas de Pablo Neruda Ahora me dejen tranquilo. Ahora se acostumbren sin mí. Yo voy a cerrar los ojos. Y sólo quiero cinco cosas, cinco raíces preferidas. Una es el amor sin fin. Lo segundo es ver el otoño. No puedo ser sin que las hojas vuelen y vuelvan a la tierra. Lo tercero es el grave invierno, la lluvia que amé, la caricia del fuego en el frío silvestre. En cuarto lugar el verano redondo como una sandía. La quinta cosa son tus ojos, Matilde mía, bienamada, no quiero dormir sin tus ojos, no quiero ser sin que me mires: yo cambio la primavera por que tú me sigas mirando. Amigos, eso es cuanto quiero. Es casi nada y casi todo. Ahora si quieren se vayan. He vivido tanto que un día tendrán que olvidarme por fuerza, borrándome de la pizarra: mi corazón fue interminable. Pero porque pido silencio no crean que voy a morirme: me pasa todo lo contrario: sucede que voy a vivirme. Sucede que soy y que sigo.

Nos sobran los motivos - Joaquín Sabina

Imagen
Este adiós, no maquilla un "hasta luego", este nunca, no esconde un "ojalá", estas cenizas, no juegan con fuego, este ciego, no mira para atrás. Este notario firma lo que escribo, esta letra no la protestaré, ahórrate el acuse de recibo estas vísperas, son las de después. A este ruido, tan huérfano de padre no voy a permitirle que taladre un corazón, podrido de latir este pez ya no muere por tu boca este loco se va con otra loca estos ojos no lloran más por ti. Esta sala de espera sin esperanza, estas pilas de un timbre que se secó, este helado de fresa de la venganza, esta empresa de mudanzas, con los muebles del amor. Esta campana muda en el campanario, esta mitad partida por la mitad, estos besos de Judas, este calvario, este look de presidiario, esta cura de humildad. Este cambio de acera de tus caderas, estas ganas de nada, menos de ti, este arrabal sin grillos en primavera, ni espaldas con cremaller

Balada del mal amor - José Ángel Buesa

Imagen
Qué lástima, muchacha, que no te pueda amar... Yo soy un árbol seco que solo espera el hacha, y tú un arroyo alegre que sueña con la mar. Yo eché mi red al río... Se me rompió la red... No unas tu vaso lleno con mi vaso vacío, pues si bebo en tu vaso voy a sentir más sed. Se besa por el beso, por amar el amor... Ese es tu amor de ahora, pero el amor no es eso; pues sólo nace el fruto cuando muere la flor. Amar es tan sencillo, tan sin saber por qué... Pero así como pierde la moneda su brillo, el alma, poco a poco, va perdiendo su fe. ¡Qué lástima muchacha, que no te pueda amar! Hay velas que se rompen a la primera racha, ¡y hay tantas velas rotas en el fondo del mar! Pero aunque toda herida deja una cicatriz, no importa la hoja seca de una rama florida, si el dolor de esa hoja no llega a la raíz. La vida, llama o nieve, es un molino que va moliendo en sus aspas el viento que lo mueve, triturando el recuerdo de lo que ya se fue... Ya lo mí

Amor en entredicho - Alfredo Zitarrosa

Imagen
Mi amor no está completo te pide a cada instante todo el secreto. Mi amor es como el viento dura un momento se vuelve pensamiento,  duda y tormento. Tu amor mío no es tuyo me pide en cada prenda que lo comprenda. Mi amor es tuyo y mío copla jadeante te pide a cada noche rosas fragantes. Nuestro amor está entero sol que se esconde brilla de enero a enero sabemos dónde. Tu amor está pensando por qué me sigue amando desesperando. Tu amor ya no resiste mis versos tristes y pide a cada día más alegría. Mi amor se te parece te pide varias veces lo que te ofrece. Tu amor que cuando crece siente que lo merece también pide milagros, panes y peces. Alfredo  Zitarrosa -. Disco : Melodía larga También te puede interesar :  Frases de trova 

Telefonía -Jorge Drexler

Imagen
Que viva la telefonía en todas sus variantes, pensando estaba que te me escabullías cuando vi tu nombre en la llamada entrante. Bendita cada onda, cada cable, bendita radiación de las antenas, mientras sea tu voz la que me hable como me hablaste hace un minuto apenas. Te quiero, te querré, te quise siempre, desde antes de saber que te quería, Te dejo este mensaje, simplemente, para repetirte algo que yo sé que vos sabías. Perdonen que insista en elogiar las telecomunicaciones, aunque todos creen que han inventado algo y siguen siendo las mismas las canciones. Benditos los rollos de papiro, benditas servilletas de los bares que han guardado idénticos suspiros desde el cantar de los cantares. Noches en vela, nombres en clave, cuantos secretos, versos galantes, mil confesiones delirantes. Pasan milenios, cambian los nombres de los amantes, cambia el atuendo, pero el mensaje sigue siendo: Te quiero, te querré, te quise siempre, desde antes d

Soneto LXVI - Pablo Neruda

Imagen
No te quiero sino porque te quiero y de quererte a no quererte llego y de esperarte cuando no te espero pasa mi corazón del frío al fuego. Te quiero sólo porque a ti te quiero, te odio sin fin, y odiándote te ruego, y la medida de mi amor viajero es no verte y amarte como un ciego. Tal vez consumirá la luz de Enero, su rayo cruel, mi corazón entero, robándome la llave del sosiego. En esta historia sólo yo me muero y moriré de amor porque te quiero, porque te quiero, amor, a sangre y fuego. Pablo Neruda - Cien sonetos de amor - (1959) También te puede interesar : Poema V

La felicidad - Pablo Milanés

Imagen
Esta frase pertenece a la canción Yo sé que un día tu vendrás   de Pablo Milanés Te he visto pasando del brazo de un hombre, que con su mirada te envuelve en amor, te he visto sonriendo mostrando tus ojos, sin sombras, sin dudas, sin guardar rencor, al tiempo en que al sólo pronunciar mi nombre con cierta ternura te ahogaba en dolor. Me vi caminando guardando distancias, que sólo mostraba la complicidad de besos furtivos, de manos con ansias, de darte un abrazo y gritar mi verdad, de grandes olvidos, de encuentros, de instantes, de amores y un poco tu infelicidad. Qué dulces mentiras, qué grandes verdades, qué nos inventamos para perdurar, qué filosofía, qué honor, qué ironía, que nadie se hiera, que todo se cuide, si sólo mi cuerpo se va a desgarrar. Te he visto pasando del brazo de un hombre, que de cierto modo podría ser yo, te he visto sonriendo mostrando tus ojos, mientras te despeina y te envuelve en amor, al tiempo en que sólo pronunci

Honrar la vida - Eladia Blázquez-(Mercedes Sosa)

Imagen
No, permanecer y transcurrir no es perdurar, no es existir ni honrar la vida, hay tantas maneras de no ser, tanta conciencia sin saber, adormecida. Merecer la vida no es callar ni consentir, tantas injusticias repetidas, es una virtud, es dignidad, y es la actitud de identidad, mas definida. Eso de durar y transcurrir, no nos da derecho a presumir, por que no es lo mismo que vivir, honrar la vida. No, permanecer y transcurrir, no siempre quiere sugerir, honrar la vida. Hay tanta pequeña vanidad, en nuestra tonta humanidad, enceguecida. Merecer la vida es erguirse vertical, más allá del mal, de las caídas. Es igual que darle a la verdad, y a nuestra propia libertad, la bienvenida... Eladia Blázquez También te puede interesar : Mercedes Sosa

Me va la vida en ello - Luis E Aute

Imagen
Cierto que huí de los fastos y los oropeles y que jamás puse en venta ninguna quimera, siempre evité ser un súbdito de los laureles porque vivir era un vértigo y no una carrera. Pero quiero que me digas, amor, que no todo fue naufragar por haber creído que amar era el verbo más bello… dímelo… me va la vida en ello. Cierto que no prescindí de ningún laberinto que amenazara con un callejón sin salida ante otro “más de lo mismo” creí en lo distinto porque vivir era búsqueda y no una guarida. Cierto que cuando aprendí que la vida iba en serio quise quemarla deprisa jugando con fuego y me abrasé defendiendo mi propio criterio porque vivir era más que unas reglas en juego... Luis Eduardo Aute También te puede interesar : Sin tu latido

Alma / Cielo

Imagen
"Poco sé de la noche pero la noche parece saber de mí" ¡Que es igual de profunda y vasta! Y en ella también se difuminan la luz y la sombra y se funden en un abrazo naranja justo a la mitad del viaje del carruaje del sol por el abismo Miro también dentro mío un universo amurallado por tantos miedos, que implacables interrumpen su expansión hacia el infinito. Y la veo a veces tan desierta que olvido que es muy mía incluyendo ese oasis blanco de dónde surgen mis pesares Yo entonces le digo: "¡No dejes de brillar! mantén las notas mayores y los colores cálidos suficiente frío y azul tuviste ya..." ¡Pero se parece tanto a mí! Quizás en lo repentino que pasa de claro a oscuro quizás en lo inconsciente o quizás en esas lumbreras que adornan su bóveda y son testigos de tanta muerte o de tantas vidas sollozando y muertas desde hace tanto A veces creo firmemente que nació también con el mundo ¿No somos acaso todos un pedazo del ci

Los amantes - julio Cortázar

Imagen
Esta fragmento pertenece a la novela Un tal Lucas de Julio Cortázar ¿Quién los ve andar por la ciudad si todos están ciegos ? Ellos se toman de la mano: algo habla entre sus dedos, lenguas dulces lamen la húmeda palma, corren por las falanges, y arriba está la noche llena de ojos. Son los amantes, su isla flota a la deriva hacia muertes de césped, hacia puertos que se abren entre sábanas. Todo se desordena a través de ellos, todo encuentra su cifra escamoteada; pero ellos ni siquiera saben que mientras ruedan en su amarga arena hay una pausa en la obra de la nada, el tigre es un jardín que juega. Amanece en los carros de basura, empiezan a salir los ciegos, el ministerio abre sus puertas. Los amantes rendidos se miran y se tocan una vez más antes de oler el día. Ya están vestidos, ya se van por la calle. Y es sólo entonces cuando están muertos, cuando están vestidos, que la ciudad los recupera hipócrita y les impone los deberes cotidianos.

Poema del renunciamiento - José Ángel Buesa

Imagen
Mon ame a son secret... Pasarás por mi vida sin saber que pasaste. Pasarás en silencio por mi amor y, al pasar, fingiré una sonrisa como un dulce contraste del dolor de quererte... y jamás lo sabrás. Soñaré con el nácar virginal de tu frente, soñaré con tus ojos de esmeraldas de mar, soñaré con tus labios desesperadamente, soñaré con tus besos... y jamás lo sabrás. * Quizás pases con otro que te diga al oído esas frases que nadie como yo te dirá; y, ahogando para siempre mi amor inadvertido, te amaré más que nunca... y jamás lo sabrás. * Yo te amaré en silencio como algo inaccesible, como un sueño que nunca lograré realizar; y el lejano perfume de mi amor imposible rozará tus cabellos... y jamás lo sabrás. Y si un día una lágrima denuncia mi tormento, —el tormento infinito que te debo ocultar—, te diré sonriente: "No es nada... Ha sido el viento". Me enjugaré una lágrima... ¡y jamás lo sabrás! José Ángel Buesa

Nada más - Atahualpa Yupanqui

Imagen
Teniendo rancho y caballo es mas liviano la pena. De todo aquello que tuve solo el recuerdo me queda. Nada más. No tengo cuentas con Dios. Mis cuentas son con los hombres. Yo rezo en el llano abierto y me hago león en el monte. Nada más. Me gusta mirarlo al hombre Plantado sobre la tierra Como una piedra en la cumbre Como un faro en la ribera Nada más. Alguna gente se muere Para volver a nacer. Y el que tenga alguna duda Que se lo pregunte al Che. Nada más. Atahualpa Yupanqui - Pablo del Cerro También te puede interesar : Preguntitas sobre Dios

Estados de ánimo - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Unas veces me siento como pobre colina y otras como montaña de cumbres repetidas unas veces me siento como un acantilado y en otras como un cielo azul pero lejano a veces uno es manantial entre rocas  otras veces un árbol con las últimas hojas pero hoy me siento apenas como laguna insomne con un embarcadero ya sin embarcaciones una laguna verde inmóvil y paciente conforme con sus algas sus musgos y sus peces sereno en mi confianza confiado en que una tarde te acerques y te mires te mires al mirarme. Mario Benedetti - Poemas de otros También te puede interesar : Apenas y a penas

De la ausencia y de ti - Silvio Rodríguez

Imagen
Ahora sólo me queda buscarme de amante la respiración. No mirar a los mapas, seguir en mí mismo, no andar ciertas calles, olvidar que fue mío una vez cierto libro. O hacer la canción. Y decirte que todo esta igual: la ciudad, los amigos y el mar, esperando por ti. Sigo yendo a Teté semana tras semana ¿te acuerdas de allá? Hoy habló de fusiles despidiendo muertos. Yo sé que ella me ama, es por eso tal vez que te siento en su sala, aunque ahora no estás. Y se siente en la conversación, o será que tengo la impresión, de la ausencia y de ti. No quisiera un fracaso en el sabio delito que es recordar, ni en el inevitable defecto que es la nostalgia de cosas pequeñas y tontas como en el tumulto pisarte los pies. Y reír y reír y reír, madrugadas sin ir a dormir... Sí, es distinto sin ti. Muy distinto sin ti. Las ideas son balas hoy día y no puedo usar flores por ti. Hoy quisiera ser viejo y muy sabio y poderte decir lo que aqu

El reino del revés - Maria Elena Walsh

Imagen
Me dijeron que en el Reino del Revés nada el pájaro y vuela el pez, que los gatos no hacen miau y dicen yes, porque estudian mucho inglés. Vamos a ver cómo es el Reino del Revés. Me dijeron que en el Reino del Revés nadie baila con los pies, que un ladrón es vigilante y otro es juez, y que dos y dos son tres. Vamos a ver cómo es el Reino del Revés. Me dijeron que en el Reino del Revés cabe un oso en una nuez, que usan barbas y bigotes los bebés, y que un año dura un mes. Vamos a ver cómo es el Reino del Revés. Me dijeron que en el Reino del Revés hay un perro pekinés, que se cae para arriba y una vez... no pudo bajar después. Vamos a ver cómo es el Reino del Revés. Me dijeron que en el Reino del Revés un señor llamado Andrés tiene 1530 chimpancés que si miras no los ves. Vamos a ver cómo es el Reino del Revés. Me dijeron que en el Reino del Revés una araña y un ciempiés van montados al palacio del Marqués en caballos de ajed

Muerte.

Imagen
¿Te cuento? Algo sí que es real, si es que acaso hay algo real en el mundo: ¡No! Uno no muere en el mismo sitio donde su corazón desesperadamente anhela estar vivo. Uno muere con el agua a la altura de la frente ahogando sueños azules. Uno no muere de a poquitos. Se muere con el alma. Se muere tomando una mano. ¡Se muere con ganas! Si no mejor seguís viviendo. Y si a la larga pasa que la muerte te esquiva, volvé al mismo sitio donde pudiste sentir tu corazón correr como caballo desbocado hacia las puertas del sexo, como el niño que voló lejos en los brazos del viento a buscar pasados ínfimos desperdigados en el cielo. Uno no muere donde ama. Uno odia donde muere. Porque el amor es vida y el odio es muerte. Y ambos Vida y muerte amor y odio son la misma cosa pero en otra dimensión. José Quirós

SonetoXLV - Pablo Neruda

Imagen
Las mejores frases y poemas de Pablo Neruda No estés lejos de mí un solo día, porque cómo, porque, no sé decirlo, es largo el día, y te estaré esperando como en las estaciones cuando en alguna parte se durmieron los trenes. No te vayas por una hora porque entonces en esa hora se juntan las gotas del desvelo y tal vez todo el humo que anda buscando casa venga a matar aún mi corazón perdido. Ay que no se quebrante tu silueta en la arena, ay que no vuelen tus párpados en la ausencia: no te vayas por un minuto, bienamada, porque en ese minuto te habrás ido tan lejos que yo cruzaré toda la tierra preguntando si volverás o si me dejarás muriendo. Pablo Neruda También te puede interesar : Poema 18

Sin pena ni gloria - Joaquín Sabina

Imagen
Cuando los dioses paganos me otorguen su bendición terminaré la canción que te prometí un verano con una condición que me quieras libre y partisano. Cuando el presente agoniza con infame pedigrí y al pasado el porvenir lo mira con ojeriza y mis ganas de ti presas en un círculo de tiza. Si me matas me hago el muerto yo que mato por vivir cuando no sé qué decir doy gritos en el desierto. Mientras estés de mi parte mientras no te quieras ir mientras tratar de olvidarte me recuerde tanto a ti bajo un cielo cañí y en un tren que va a ninguna parte. El corazón mientras late sueña con amanecer abrazado a una mujer que lo bese y lo rescate y aunque pierda la fe nunca da por perdido el combate. Mientras subo del abismo mientras el miedo se enfría mientras sólo soy yo mismo de cara a la galería. León atado a una noria Valiente a toro pasado fugitivo enamorado feliz sin pena ni gloria. Mientras subo del abismo mientras el miedo se enfría mien

De alguna manera - Luis E Aute

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Luis Eduardo Aute De alguna manera tendré que olvidarte, por mucho que quiera no es fácil, ya sabes, me faltan las fuerzas, ha sido muy tarde y nada más, y nada más, apenas nada más. Las noches te acercan y enredas el aire, mis labios se secan e intento besarte. Qué fría es la cera de un beso de nadie y nada más, y nada más, apenas nada más. Las horas de piedra parecen cansarse y el tiempo se peina con gesto de amante. De alguna manera tendré que olvidarte y nada más, y nada más, apenas nada más. Luis Eduardo Aute - Disco : Rito (1973) También te puede interesar : Alevosía

No me pidas ser tu amigo - Fernando Delgadillo

Imagen
No me pidas ser tu amigo Hoy buscas en mí un amigo que haga un poco porque alcances lo que anhelas, un amigo sería yo si te apoyara contra todo lo demás a un amigo tu dicha le haría feliz aunque esta te llevara lejos y te fueras más allá de donde yo te habría podido acompañar. No me pidas ser tu amigo porque hay cosas en mí que este día no entiendo por ejemplo: que no puedo ser ese alguien que piensa en la comprensión y ésta solo me daría tranquilidad si a la vez tu me comprendieras, esta tarde que me hace abrazarte fuerte cuando me dices adiós. Un amigo te diría que todo marcha mientras se muerde los labios, y por ti, no extrañaría cada fin de año los días que no volverás. Un amigo dejaría de hablar de cosas que sabe que te harán falta para hablarte de lo que hay más adelante aunque yo me quede atrás. Sé que siempre fui el contigo que tuviste cada instante de tu vida, alguien que lo daba todo sin pedirte ni siquiera la verdad

Balada del mal genio - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Hay días en que siento una desgana de mí, de ti, de todo lo que insiste en creerse y me hallo solidariamente cretino apto para que en mi vacilen los rencores y nada me parezca un aceptable augurio. Días en que abro el diario con el corazón en la boca como si aguardara de veras que mi nombre fuera a aparecer en los avisos fúnebres seguido de la nómina de parientes y amigos y de todo el indócil personal a mis órdenes. Hay días que ni siquiera son oscuros días en que pierdo el rastro de mi pena y resuelvo las palabras cruzadas con una rabia hecha para otra ocasión digamos, por ejemplo, para noches de insomnio. Días en que uno sabe que hace mucho era bueno bah tal vez no hace tanto que salía la luna limpia como después de un jabón perfumado y aquello sí era auténtica melancolía y no este malsano, dulce aburrimiento. Bueno, esta balada es sólo para avisarte que en estos pocos días n

Pobrecito mi patrón - Facundo Cabral

Imagen
El diablo fue al mar a escribir la historia del mundo pero no había agua; Dios la había bebido. Juan comodoro, buscando agua encontró petróleo, pero se murió de sed. Yo no sé quien va más lejos, la montaña o el cangrejo pobrecito mi patrón, piensa que el pobre soy yo ... Quien sabe si el apoyarse, es mejor que el deslizarse pobrecito mi patrón ,piensa que el pobre soy yo ... Más que el oro es la pobreza, lo más caro en la existencia pobrecito mi patrón, piensa que el pobre soy yo ... Dominar es su manera y así nadie se libera pobrecito mi patrón ,piensa que el pobre soy yo ... Lo importante no es el precio, si no el valor de las cosas pobrecito mi patrón ,piensa que el pobre soy yo ... Que me importa ganar diez ,si se contar hasta seis Pobrecito mi patrón, piensa que el pobre soy yo pobrecito mi patrón ,piensa que el pobre soy yo ... Facundo Cabral 

Si alguien llama a tu puerta - Gabriel García Márquez

Imagen
Si alguien llama a tu puerta, amiga mía, y algo en tu sangre late y no reposa y en tu tallo de agua, temblorosa, la fuente es una líquida de armonía. Si alguien llama a tu puerta y todavía te sobra tiempo para ser hermosa y cabe todo abril en una rosa y por la rosa desangra el día Si alguien llama a tu puerta una mañana sonora de palomas y campanas y aún crees en el dolor y en la poesía Si aún la vida es verdad y el verso existe. Si alguien llama a tu puerta y estás triste, abre, que es el amor, amiga mía. Gabriel García Márquez También te  puede interesar : El amor en tiempos del cólera 

Noches de boda -Joaquín Sabina

Imagen
Que el maquillaje no apague tu risa, que el equipaje no lastre tus alas, que el calendario no venga con prisas, que el diccionario detenga las balas. Que las persianas corrijan la aurora, que gane el quiero la guerra del puedo, que los que esperan no cuenten las horas, que los que matan se mueran de miedo. Que el fin del mundo te pille bailando, que el escenario me tiña las canas, que nunca sepas ni cómo, ni cuándo, ni ciento volando, ni ayer ni mañana. Que el corazón no se pase de moda, que los otoños te doren la piel, que cada noche sea noche de bodas, que no se ponga la luna de miel. Que todas las noches sean noches de boda, que todas las lunas sean lunas de miel. Que las verdades no tengan complejos, que las mentiras parezcan mentira, que no te den la razón los espejos, que te aproveche mirar lo que miras. Que no se ocupe de ti el desamparo, que cada cena sea tu última cena, que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no val

Vientos del pueblo - Víctor Jara

Imagen
De nuevo quieren manchar mi tierra con sangre obrera los que hablan de libertad y tienen las manos negras. Los que quieren dividir a la madre de sus hijos y quieren reconstruir la cruz que arrastrara Cristo. Quieren ocultar la infamia que legaron desde siglos, pero el color de asesinos no borrarán de su cara. Ya fueron miles y miles los que entregaron su sangre y en caudales generosos multiplicaron los panes. Ahora quiero vivir junto a mi hijo y mi hermano la primavera que todos vamos construyendo a diario. No me asusta la amenaza, patrones de la miseria, la estrella de la esperanza continuará siendo nuestra. Vientos del pueblo me llaman, vientos del pueblo me llevan, me esparcen el corazón y me avientan la garganta. Así cantará el poeta mientras el alma me suene por los caminos del pueblo. Víctor Jara También te puede interesar : Te recuerdo Amanda
En este sitio usamos cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información |