Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2020


Contigo- Joaquín Sabina

Imagen
Las mejores frases y canciones de Joaquín Sabina Yo no quiero un amor civilizado, con recibos y escena del sofá; yo no quiero que viajes al pasado y vuelvas del mercado con ganas de llorar. Yo no quiero vecinas con pucheros; yo no quiero sembrar ni compartir; yo no quiero catorce de febrero ni cumpleaños feliz. Yo no quiero cargar con tus maletas; yo no quiero que elijas mi champú; yo no quiero mudarme de planeta, cortarme la coleta, brindar a tu salud. Yo no quiero domingos por la tarde; yo no quiero columpio en el jardín; lo que yo quiero, corazón cobarde, es que mueras por mí. Y morirme contigo si te matas y matarme contigo si te mueres porque el amor cuando no muere mata porque amores que matan nunca mueren. Yo no quiero juntar para mañana, no me pidas llegar a fin de mes; yo no quiero comerme una manzana dos veces por semana sin ganas de comer. Yo no quiero calor de invernadero; yo no quiero besar tu cicatriz; yo no quiero París con

A tientas - Mario Benedetti

Imagen
Las mejores frases y poemas Mario Benedetti Se retrocede con seguridad pero se avanza a tientas uno adelanta manos como un ciego ciego imprudente por añadidura pero lo absurdo es que no es ciego y distingue el relámpago la lluvia los rostros insepultos la ceniza la sonrisa del necio las afrentas un barrunto de pena en el espejo la baranda oxidada con sus pájaros la opaca incertidumbre de los otros enfrentada a la propia incertidumbre se avanza a tientas / lentamente por lo común a contramano de los convictos y confesos en búsqueda tal vez de amores residuales que sirvan de consuelo y recompensa o iluminen un pozo de nostalgias se avanza a tientas / vacilante no importan la distancia ni el horario ni que el futuro sea una vislumbre o una pasión deshabitada a tientas hasta que una noche se queda uno sin cómplices ni tacto y a ciegas otra vez y para siempre se introduce en un túnel o destino que no se sabe dónde acaba Mario Benedetti

Amar así

Imagen
Las mejores frases y poemas de Amor y desamor Déjame amarte así con caricias dulces, suavemente decirte al oído cuanto te amo, cuanto te extraño. Déjame amarte así sin tiempo, sin condición lentamente acariciar tu alma llegar a tu corazón. Aunque estés ausente sentirte cerca alzar mi vuelo en libertad amarte sin temores nunca más sufrir. Clementh Villarreal

Ruinas - Mario Benedetti

Imagen
Las mejores frases y poemas de Mario Benedetti Yo también tengo ruinas y si acudo al pasado ya no sé a quién o a quiénes busco entre los escombros son ruinas sin prestigio sin guías y con musgo inmensas y mezquinas señas de lo que fui columpios desnudeces huellas crepusculares matutinas nocturnas la luna las descubre les dice lo que eran columnas de tesón cúmulos de experiencia pedernales de amor catacumbas de miedo yo también tengo ruinas pero no deslumbradas sino ciegas distantes residuos de palabras vestigios de rencores esquirlas de castigos reliquias de caricias ruinas tan taciturnas calimas de la pena albergan sus fantasmas como todas las ruinas y como todas dejan escuchar su lamento yo también tengo ruinas meses y años troceados muñones de confianza perdones en añicos piedras en las que a veces me reconozco entonces amo la piel rugosa de mis hermanas ruinas. Mario Benedetti

Días oscuros

Imagen
Las mejores frases y poemas de Amor y desamor Y el mundo no deja de repetir, la misma historia de infelicidad quisieras verme dejando todo y caminar hacia un distinto lugar. Quiero ser el alma que abandona el cuerpo y empieza a volar la imparable fuerza que desde el principio te impulsa a soñar. Y entonces, por breve que sea, la historia comienza a rodar los sueños que ahora tengo, no son los únicos por realizar. Si vienes conmigo verás que no siempre se sufre con la verdad te mostraré que, hasta en el día más oscuro, se puede amar. Alexander Galván López

Incitación - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti En el muro quedaron los tatuajes del juego, el tiempo me conmina pero no me doblego, siento a pesar de todo brutal desasosiego y el código de agobios lo dejo para luego. Antes de que el crepúsculo en noche se convierta, y se duerma la calle y se entorne la puerta a solas con mi pobre madurez inexperta, quiero que mi demanda se encuentre con tu oferta. No es bueno que la astucia me busque a la deriva como si el amor fuera sólo una tentativa y ya que ahora asombras a mi alma votiva, confío en que asombrado tu cuerpo me reciba. Nos consta que el presente es breve y es impuro,, pero cuando los torsos celebren su conjuro y llamen nuestros ojos cual brasas en lo oscuro, sólo entonces sabremos cómo será el futuro. Aspiro a que tu suerte de nuevo me rescate del frío y de la sombra... del tedio y el combate, la gloria nos espera sola en su escaparate mientras tú y yo probamos la sal

Ven dulce vida - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Ven dulce vida / nunca es tarde salta sobre las vallas de aflicción sobre las confidencias del escombro sobre los odios vestidos de blanco y las coronas de crisantemos dulce vida vení con tus amores de estraperlo tus lozanas noticias libertinas tu memoria frutal tu noche de las paces vení con lluvia y sin diluvio con sol y sin incendios vení aunque te detengan aunque te inmovilicen en las ruinas del cielo en la absurda pereza de la muerte dulce vida vení echate al hombro los fracasos vení con tus trocitos de martirio con tu sed y tu hambre venerables con tu postal de mar con tu bosque de vuelos apurate y vení antes de que la sangre se coagule las bisagras se oxiden la voz se vuelva un hilo Mario Benedetti

Es tan poco-Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Lo que conoces es tan poco lo que conoces de mí lo que conoces son mis nubes son mis silencios son mis gestos lo que conoces de mí lo que conoces es la tristeza de mi casa vista de afuera son los postigos de mi tristeza el llamador de mi tristeza. Pero no sabes nada a lo sumo piensas a veces que es tan poco lo que conozco lo que conozco de ti lo que conozco o sea tus nubes o tus silencios o tus gestos lo que conozco es la tristeza de tu casa vista de afuera son los postigos de tu tristeza el llamador de tu tristeza. Pero no llamas. Pero no llamo. Mario Benedetti - El amor, las mujeres y la vida

El hombre del piano - Ana Belén

Imagen
Esta es la historia de un sábado de no importa qué mes y de un hombre sentado al piano de no importa que viejo café. Toma el vaso y le tiemblan las manos apestando entre humo y sudor y se agarra a su tabla de náufrago volviendo a su eterna canción. Toca otra vez viejo perdedor haces que me sienta bien. Es tan triste la noche que tu canción sabe a derrota y a miel. Cada vez que el espejo de la pared le devuelve más joven la piel se le encienden los ojos y su niñez viene a tocar junto a él. Pero siempre hay borrachos con babas que le recuerdan quién fue el más joven maestro al piano vencido por una mujer. Ella siempre temió echar raíces que pudieran sus alas cortar y en la jaula metida la vida se le iba y quiso sus fuerzas probar. No lamenta que dé malos pasos aunque nunca desea su mal pero a ratos con furia golpea el piano y hay algunos que le han visto llorar. El micrófono huele a cerveza y el calor se podría cortar solitarios oscu

Trueque - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Me das tu cuerpo patria y yo te doy mi río tú noches de tu aroma / yo mis viejos acechos tú sangre de tus labios / yo manos de alfarero tú el césped de tu vértice / yo mi pobre ciprés me das tu corazón ese verdugo y yo te doy mi calma esa mentira tú el vuelo de tus ojos / yo mi raíz al sol tú la piel de tu tacto / yo mi tacto en tu piel me das tu amanecida y yo te doy mi ángelus tú me abres tus enigmas / yo te encierro en mi azar me expulsas de tu olvido / yo nunca te he olvidado te vas te vas te vienes / me voy me voy te espero. Mario Benedetti

Adiós - Idea Vilariño

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO   Pertenece a Idea Vilariño Adiós. Salgo como de un traje estrecho y delicado difícilmente un pie después despacio el otro, salgo como de bajo un derrumbe arrastrándome sorda al dolor deshecha la piel y sin ayuda. Salgo penosamente al fin de ese pasado de ese arduo aprendizaje de esa agónica vida. Idea Vilariño 

Bajo mis manos crece... Jaime Sabines

Imagen
Las mejores frases y poemas de Jaime Sabines  Bajo mis manos crece, dulce, todas las noches. Tu vientre suave, manso, infinito. Bajo mis manos que pasan y repasan midiéndolo, besándolo, bajo mis ojos que lo quedan viendo toda la noche. Me doy cuenta de que tus pechos crecen también, llenos de ti, redondos y cayendo. Tú tienes algo. Ríes, miras distinto, lejos. Mi hijo te está haciendo más dulce, te hace frágil. Suenas como la pata de la paloma al quebrarse. Guardadora, te amparo contra todos los fantasmas, te abrazo para que madures en paz Jaime Sabines - Adán y Eva...

Poema V - Pablo Neruda

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Para que tú me oigas mis palabras se adelgazan a veces como las huellas de las gaviotas en las playas. Collar, cascabel ebrio para tus manos suaves como las uvas. Y las miro lejanas mis palabras. Más que mías son tuyas. Van trepando en mi viejo dolor como las yedras. Ellas trepan así por las paredes húmedas. Eres tú la culpable de este juego sangriento. Ellas están huyendo de mi guarida oscura. Todo lo llenas tú, todo lo llenas. Antes que tú poblaron la soledad que ocupas, y están acostumbradas más que tú a mi tristeza. Ahora quiero que digan lo que quiero decirte para que tú las oigas como quiero que me oigas. El viento de la angustia aún las suele arrastrar. Huracanes de sueños aún a veces las tumban. Escuchas otras voces en mi voz dolorida. Llanto de viejas bocas, sangre de viejas súplicas. Ámame, compañera. No me abandones. Sígueme. Sígueme, compañera, en esa ola de ang

Canción de las simples cosas -Armando Tejada Gómez/César Isella.

Imagen
Uno se despide insensiblemente de pequeñas cosas, lo mismo que un árbol que en tiempo de otoño se queda sin hojas. Al fin la tristeza es la muerte lenta de las simples cosas, esas cosas simples que quedan doliendo en el corazón. Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida, y entonces comprende como están de ausentes las cosas queridas. Por eso muchacha no partas ahora soñando el regreso, que el amor es simple, y a las cosas simples las devora el tiempo. Demórate aquí, en la luz mayor de este mediodía, donde encontrarás con el pan al sol la mesa tendida. Por eso muchacha no partas ahora soñando el regreso, que el amor es simple, y a las cosas simples las devora el tiempo. Armando Tejada Gómez/César Isella. * La versión de Mercedes Sosa es muy buena, como así la de Chavela Vargas que es la que dejo.

Golpe de mar

Imagen
Sigo frente a ti impaciente observando tu inmensidad disfruto el vaivén de tus olas anhelo tus caricias sentir. Soy fiel centinela salada espero el anochecer, que la nívea espuma sea un concierto cuando la marea te acerque a mí. Y despiertes mi soledad impasible mojes lánguidamente mi rocosa piel, azotando tu escarchado oleaje no dolerá si causas erosión. Conozco tus tranquilas aguas y la fuerza de tus embates también, envuélveme suave en tu arena parte de tu paisaje soy. Clementh Villarreal Sigue leyendo más poemas de Clementh Villarreal

Olvido circular

Imagen
Te he olvidado nuevamente Te he olvidado. He descubierto otra forma y te he dejado sin saber qué hacer. ¡Estoy feliz! Respiro y ya no te encuentro. El camino hoy no ha seguido tus pasos. Otros rumores escabulleron tus cabellos y la primera vez no estuvo en tu boca. Te he olvidado nuevamente. Duermo Hoy no te sueño, gime tu fantasma sobre los velos. Hoy no te sueño La risa marcha ya lejana de tus ojos. La inquietud ancha del silencio no besa tu frente en el espejo. Te olvido lenta y metódicamente, paso a paso, detalle a detalle. Allí va el rumor tibio de tu vestido, el eco de otros mundos aguardando entre tus brazos. Queda atrás el prado intacto que estrellaba tus sonrojos en el cielo. Olvido nuevamente tus manos suaves escarbando otros encuentros en mi pecho. Y olvido la despedida larga cuando amar sin saber era vivir lo eterno. Mauricio Vasquez Montoya

Ven ,( Tú no te irás) - Rafael Alberti

Imagen
Ven, mi amor, en la tarde de Aniene y siéntate conmigo a ver el viento. Aunque no estés, mi solo pensamiento es ver contigo el viento que va y viene. Tú no te vas, porque mi amor te tiene. Yo no me iré, pues junto a ti me siento más vida de mi sangre, más tu aliento, más luz del corazón que me sostiene. Tú no te irás, mi amor, aunque lo quieras. Tú no te irás, mi amor, y si te fueras, aún yéndote, mi amor, jamás te irías. Es tuya mi canción, en ella estoy. Y en ese viento que va y viene voy, y en ese viento siempre me verías.  Rafael Alberti

A la orilla de la chimenea - Joaquín Sabina

Imagen
Puedo ponerme cursi y decir que tus labios me saben igual que los labios que beso en mis sueños, puedo ponerme triste y decir que me basta con ser tu enemigo, tu todo, tu esclavo, tu fiebre, tu dueño. y si quieres también puedo ser tu estación y tu tren, tu mal y tu bien, tu pan y tu vino, tu pecado, tu dios, tu asesino... o tal vez esa sombra que se tumba a tu lado en la alfombra a la orilla de la chimenea a esperar que suba la marea. Puedo ponerme humilde y decir que no soy el mejor que me falta valor para atarte a mi cama, puedo ponerme digno y decir: "toma mi dirección cuando te hartes de amores baratos de un rato... me llamas". Y si quieres también puedo ser tu trapecio y tu red, tu adiós y tu ven, tu manta y tu frío, tu resaca, tu lunes, tu hastío... o tal vez ese viento que te arranca del aburrimiento y te deja abrazada a una duda, en mitad de la calle y desnuda. y si quieres también puedo ser tu abogado y tu juez,

Juntos Nosotros - Pablo Neruda

Imagen
Las mejores frases y poemas de Pablo Neruda Qué pura eres de sol o de noche caída, qué triunfal desmedida tu órbita de blanco, y tu pecho de pan, alto de clima, tu corona de árboles negros, bienamada, y tu nariz de animal solitario, de oveja salvaje que huele a sombra y a precipitada fuga tiránica. Ahora, qué armas espléndidas mis manos, digna su pala de hueso y su lirio de uñas, y el puesto de mi rostro, y el arriendo de mi alma están situados en lo justo de la fuerza terrestre. Qué pura mi mirada de nocturna influencia, caída de ojos obscuros y feroz acicate, mi simétrica estatua de piernas gemelas sube hacia estrellas húmedas cada mañana, y mi boca de exilio muerde la carne y la uva, mis brazos de varón, mi pecho tatuado en que penetra el vello como ala de estaño, mi cara blanca hecha para la profundidad del sol, mi pelo hecho de ritos, de minerales negros, mi frente penetrante como golpe o camino, mi piel de hijo maduro, destinado al ara

Las horas más siniestras

Imagen
Las mejores frases y poemas de Amor y desamor En resumidas cuentas lo dices tú o lo digo yo me abrazas tú o te abrazo yo me perdonas tú o me perdono yo. En las horas más siniestras quiero salir en busca del amor sé cómo se siente el dolor aprendí que de eso me libro yo. Avanzó sin poner a prueba a la mujer que mi pecho abrió sin armas y con mucho tesón con una sonrisa y harta pasión. En resumidas cuentas les dices tú o les digo yo me besas tú o te beso yo me sueñas tú o despierto yo. Alexander Galván López

Codiciada, prohibida... - Jaime Sabines

Imagen
Las mejores frases y poemas de Jaime Sabines Codiciada, prohibida, cercana estás, a un paso, hechicera. Te ofreces con los ojos al que pasa, al que te mira, madura, derramante, al que pide tu cuerpo como una tumba. Joven maligna, virgen, encendida, cerrada, te estoy viendo y amando, tu sangre alborotada, tu cabeza girando y ascendiendo, tu cuerpo horizontal sobre las uvas y el humo. Eres perfecta, deseada. Te amo a ti y a tu madre cuando estáis juntas. Ella es hermosa todavía y tiene lo que tú no sabes. No sé a quién prefiero cuando te arregla el vestido y te suelta para que busques el amor. Jaime Sabines -Diario semanario y poemas en prosa

Pausa - Mario Benedetti

Imagen
De vez en cuando hay que hacer una pausa contemplarse a sí mismo sin la fruición cotidiana examinar el pasado rubro por rubro etapa por etapa baldosa por baldosa y no llorarse las mentiras sino cantarse las verdades. Mario Benedetti - Inventario (1985)

A mis amigos - Alberto Cortez

Imagen
A mis amigos les adeudo la ternura y las palabras de aliento y el abrazo; el compartir con todos ellos la factura que nos presenta la vida, paso a paso. A mis amigos les adeudo la paciencia de tolerarme las espinas más agudas; los arrebatos de humor, la negligencia, las vanidades, los temores y las dudas. Un barco frágil de papel, parece a veces la amistad pero jamás puede con él la más violenta tempestad porque ese barco de papel, tiene aferrado a su timón por capitán y timonel: un corazón. A mis amigos les adeudo algún enfado que perturbara sin querer nuestra armonía; sabemos todos que no puede ser pecado el discutir, alguna vez, por tonterías. A mis amigos legaré cuando me muera mi devoción en un acorde de guitarra y entre los versos olvidados de un poema, mi pobre alma incorregible de cigarra. Un barco frágil de papel, parece a veces la amistad pero jamás puede con él la más violenta tempestad porque ese barco de papel, tiene afe

Te quiero - Facundo Cabral

Imagen
Te digo por ejemplo: Te quiero ahora que hace calor, y ayer que llovía. En las mañanas nubladas, y en las noches abiertas, Te quiero te quiero de pie, tendida, dormida y despierta. Te quiero a la una, a las dos a las tres, y a las siempre. Te quiero, te quiero en la casa y te quiero en el camino, te quiero después, antes y ahora mismo, Te quiero, te quiero porque me quieres, y toda tú me lo gritas, te quiero porque en ti comienzo y termino, te quiero porque nos encontramos y nos perdemos uno en el otro. Digamos que te quiero con todos los que soy incluyéndome a mí mismo. Aunque tu sabes mi amor que cuando digo te quiero, es Dios que te embellece a través del amor y yo soy el encargado de tan bella tarea, es decir que cada vez que yo te digo Te quiero, Él te dice “Te quiero”. Facundo Cabral  También te puede interesar : Entre pobres 

Soy un caso perdido - Mario Benedetti

Imagen
La frase de la imagen es ilustrativa NO pertenece a Mario Benedetti Por fin un crítico sagaz reveló (ya sabía yo que iban a descubrirlo) que en mis cuentos soy parcial y tangencialmente me exhorta a que asuma la neutralidad, como cualquier intelectual que se respete. Creo que tiene razón soy parcial de esto no cabe duda más aún yo diría que un parcial irrescatable caso perdido en fin, ya que por más esfuerzos que haga nunca podré llegar a ser neutral. En varios países de este continente especialistas destacados han hecho lo posible y lo imposible por curarme de la parcialidad, por ejemplo en la biblioteca nacional de mi país ordenaron el expurgo parcial de mis libros parciales en Argentina me dieron cuarenta y ocho horas (y si no me mataban) para que me fuera con mi parcialidad a cuestas, por último en Perú incomunicaron mi parcialidad y a mi me deportaron. De haber sido neutral no habria necesitado esas terapias intensivas, pero qué voy

Anhelos

Imagen
Las mejores frases y poemas de Amor y desamor Deslizar mis dedos y en tu lienzo escribir como ayer, disfrutar cada palmo de tu piel saborear tus labios néctar de pasión, con tus caricias llegar al edén. Caudal impetuoso que sacie la sed despertar mariposas que habitan en mí, exhalar el suspiro de muerte fugaz renacer al instante en unísono frenesí. Estos son mis anhelos pero hoy no estás aquí, acaricio en silencio mi cuerpo vacío la soledad me abraza y esperamos por ti. Clementh Villarreal

¿Por qué amor?

Imagen
Las mejores frases y poemas de Amor y desamor ¿Por qué amor? ¿por qué...? Aún el verano no acaba, aún los niños juegan en la playa alejados de todos de todo aquello, que a veces los daña. Aún trinan las aves en las ramas, aún se juran amor en las bancas olvidándose todo, de todo aquello que su paz amenaza. Aún sale el sol por la mañana, aún sostiene la esperanza, alumbrándolo todo, revelando aquello que la noche opaca. ¿Por qué amor? ¿por qué...? Aún dudas del que aún te ama aún corres tras la sombra de la nada escapando de todo, incluso de aquello que tu piel reclama. Alexander Galván López

Audaces

Imagen
Las mejores frases y poemas de Amor y desamor El deseo palpita entre tu piel y mi piel, está escrito en la memoria táctil, que recorre nuestros cuerpos y desnuda nuestras almas. nada puede detener el mágico impulso de los amantes. Enamorados, entregados a ese amor inmaculado, a ese amor enajenado, que nace de la profundidad de sus entrañas y florece a la luz de sus miradas. audaces, libres de elegirse cada día. Laura Roda

Siento que te pierdo

Imagen
A veces siento que te pierdo, que te esfumas entre la bruma, entre el silencio, entre la soledad que acalla mis horas de mayor locura, entre mis necesidades más oscuras, olvidando los sueños que construimos juntos , ignorando que hace mucho para ti lo nuestro había acabado... Daniel Calao

Llamarada

Imagen
Me quedo con el recuerdo de tu mirada serena con el sabor del primer beso robado con el roce de nuestros cuerpos desnudos con el vuelco al corazón al despedirnos con la calidez de un abrazo al reencontrarnos. Me quedo con el sabor de tu esencia en mi boca con las palabras de amor que no pronunciaste reviviendo la pasión en este tiempo acumulando espinas, diciéndome que eran rosas. Me quedo con el recuerdo del “te amo” por fin aceptado con las promesas que faltaron por cumplir con la esperanza de volverte a tener. Me quedo contando recuerdos y seguir de ti, hasta el final enamorada aunque nunca pueda saber si de verdad me amaste, o solo fue una llamarada. Clementh Villarreal
En este sitio usamos cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información |