Mi llanto - Katia Márquez


A veces tan solo necesito mojarme el corazón para saber que existo
Lluvia mía que estás en mis ojos
santificada sea tu esencia,
Venga hasta mi tu limpieza,
hágase tu voluntad,
en mi alma como en mi cuerpo,
Dame hoy la paz que me merezco.
Perdona mis agravios,
así como también siempre perdono a todo el que me agravia.
No me dejes caer en la desilusión,
y líbrame del desamor.
Amén .

Entradas más populares de este blog

Hilo rojo

Hilo rojo

Al despertar.

Fuego mudo - Mario Benedetti

Adiós - Idea Vilariño

Destino

Poema 4 - Pablo Neruda



En este sitio usamos cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información |