Me quedo todo - Katia Márquez

Me quedo los desgarros que rompieron tu calma, los cristales quebrados que siempre te desarman. Me quedo en tus nostalgias, en tus tiempos perdidos, en tus horas amargas, me quedaré contigo.
Me quedo con tus soles, tu luz y tu palabra,
me quedo con tu risa, con tu esperanza diaria.
Me quedo con tu beso, que siempre me domina,

me quedo con tus manos y toda tu rutina.

Me quedo con tu luna que hace brillar mis mares,
me quedo con tu abrazo libre de soledades.
Me quedo con la brisa de tu alma que respira,
me quedo la belleza de toda tu poesía.

Pero también me quedo con todos tus defectos
y con tus inquietudes , con tus ratos inciertos.
Me quedo los vacíos que te dan tanta vida,
con la esencia más triste de tu melancolía.

Me quedo el sufrimiento de tus paredes rotas,
con tus alas partidas, con la sed de tu boca.
Me quedo con tus partes, me quedo con el todo
pues no podría quedarme de ningún otro modo.

Me quedo los desgarros que rompieron tu calma,
los cristales quebrados que siempre te desarman.
Me quedo en tus nostalgias, en tus tiempos perdidos,
en tus horas amargas, me quedaré contigo.

Me quedo a descubrirte, me quedo a conquistarte,
me quedo sin temores, me quedo para amarte.
Me quedo a caminarte sin prisas ni desvelos,
me quedo sin amarres, me quedo porque quiero.

-

Entradas más populares de este blog

Te quiero

Recordándote

Futuro cada vez más jíbaro - Mario Benedetti

Al despertar.

Habrá que vivir

Permanencia

¿Dejar de soñar?