“Entre tú y yo” - Katia Márquez


Entre tu pecho y entre mi pecho, no se precisa de un corazón, porque un latido es solo el comienzo, pero lo eterno, somos tú y yo.

Entre tu pecho y el mío no queda piel,
solo el sonido de este suspiro,
un cielo azul y un atardecer.


Entre tu pecho y el mío todo se ve,
no hay nada oculto, todo es sencillo,
no hay que temer.

Entre tu pecho y el mío habita la paz.
cabalgan aves, vuelan delfines,
las almas bailan en su desván.

El viento canta, la lluvia arropa,
la luna trota y el mar se incendia
dejando huellas de cascabeles,
que emiten notas de amaneceres.

Entre tu pecho y entre mi pecho,
un par de brazos tejen su lecho
y van quedándose detenidos
y van durmiéndose iluminados,
se quedan presos en los gemidos,
susurran sueños enajenados.

Entre tu pecho y entre mi pecho,
no se precisa de un corazón,
porque un latido es solo el comienzo,
pero lo eterno, somos tú y yo.

Entradas más populares de este blog

La piel es de quien la eriza

A la orilla de la chimenea - Joaquín Sabina

Extráñame

Amor no correspondido

Una cita en la luna

Yo te amaré en silencio

De carne y hueso - Edgar Oceransky