Serás la bendición




De verdad es fácil amarte,
la magia está en ti, eres un pétalo
que se resiste a caer, algo para siempre,
una caricia eterna al corazón.

Despertar pensándote es mi forma
de vivir, al verte se despierta una
tempestad de sentimientos, al tocar
tu mano tiembla mi cuerpo.

Te quiero tanto, no podría vivir sin ti,
necesitaría tu sonrisa… extrañaría
el llanto que depositas en mi hombro,
las aves dejarían de cantar para siempre.

Dime que puedo hacer con tanto amor,
tus labios depositaron las palabras tan
necesarias para no rendirme ¡gracias por estar!
Serás la bendición de este loco que te escribe.

Gustavo Huerta
G. H.

Entradas más populares de este blog

Cotidiana I - Mario Benedetti

Hilo rojo

Escondido y lejos - Mario Benedetti

Fuego mudo - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Hilo rojo

Escondido y lejos