La ventana


El pasado nunca se va...

La ventana está allí
¡cuántos recuerdos guarda!
desde el inocente rubor
del primer beso
hasta el temblor
de la primera lágrima.

Pero no estás tú,
apenas los fantasmas
de todo lo vivido,
de aquel amor inmenso,
no han querido marcharse de la casa.
Gerardo Molina

Entradas más populares de este blog

Escondido y lejos - Mario Benedetti

Desvelo

Hilo rojo

Poste restante - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Fuego mudo - Mario Benedetti

Cotidiana I - Mario Benedetti