Aún no entiendo…



La noche se hace larga, cuando amas ,cuando recuerdas


Mi mente no te deja de recordar,
mi voluntad es tuya como siempre,
sueño con el calor de tus abrazos,
con la ternura de tu voz.
Soñando, siempre soñando como un
loco apasionado del amor, buscando
palabras que desnuden mi alma herida,
contándole a la luna mis secretos.

Aún no entiendo, ¿por qué continúo de pie?
Seguir caminando por lugares que me
hacen tanto daño, llegar a la morada donde
ya no estas, solamente sueños  hay en mí.
Gustavo Huerta
G. H.



-

Entradas más populares de este blog

Hilo rojo

Sobran las palabras - José Larralde

Chau pesimismo - Mario Benedetti

Recuerdos del alma

Imagina.

Destino

Echar las cartas/6 - Mario Benedetti