Soneto a la Poesía



Ella es como la noche cuando duerme
La frase de la imagen es ilustrativa y pertenece a
Franco Pou

Fue nuestro afán de niño conquistarla
y escapa en el intento nuestra vida.
La Vida fluye de la azul herida
y no vivimos sino para amarla.

Sentirla y escribirla y adorarla:
irreal, hechizada, presentida,
llegar al lecho donde está dormida
y con un beso leve despertarla.

Imposible, gentil, esquiva, cierta,
en nuestro ser a cada instante abierta
como una blanca flor sobre la herida.

Así, en sueños, soñamos y vivimos
y cuando al fin sintamos que partimos
con ella volveremos a la vida.

Gerardo Molina
poeta y docente uruguayo.

-

Entradas más populares de este blog

Sesgo de una mentira

Hilo rojo

De carne y hueso - Edgar Oceransky

Eternamente tuya

El amor que calla - Gabriela Mistral

Sombras de ti

Destino