Te quise de verdad




Es tarde, pero espera un poco, unas palabras más,
no pretendo juzgar, solamente una charla amigable,
deja el miedo, estoy sin rencor, solamente contesta
una duda del pasado que siempre me acompaña.

Que ocasionó tanto engaño, dime el error cometido
para merecer brutal mal, utilizarme sin clemencia,
burla, abusos, desprecios lastimando cruel mi alma,
juego interminable hasta desangrar duro el corazón.

Mentiras permanentes, de acuerdo, reconozco el
daño tan grande e inhumano indeleble, firme nunca
deje de apoyarte, sufrimiento compartido lo mejoraba,
los abrazos calmaban la ansiedad para conceder paz.

El pensamiento te engañó, consciente de todo dejé
que el tiempo pasara con la esperanza de un cambio,
nunca se dio, más fuerte fueron las heridas, lágrimas
interminable; directamente dime ¿por qué lo hiciste?

Gustavo Huerta
G. H.

-

Entradas más populares de este blog

Hilo rojo

Sobran las palabras - José Larralde

Chau pesimismo - Mario Benedetti

Recuerdos del alma

Destino

Después - Mario Benedetti

Echar las cartas/6 - Mario Benedetti