Te propongo


Yo quiero proponerle a usted un abrazo fuerte y duradero

Te propongo salir, conocer un poco más de nosotros,
platicar de lo arduo de la vida, tomar un café o quizá dos,
caminar sin rumbo ni hora determinada, solo andar,
observar las maravillas alrededor de nosotros.

Te propongo confesar los secretos que nos atormentan,
nos cambiaron la vida, te aseguro, lejos de juzgar,
hallaremos apoyo difícil de encontrar en otras personas,
desahogando la condena para mejorar la existencia.

Te propongo ¡sonreír, gritar, bailar, desprender el cuerpo del alma!
para aligerar el peso de tanta amargura, pero, sobre todo
acariciar las heridas que tal vez aún estén abiertas y desangran,
volver a encontrar la tranquilidad que da un nuevo amor.

Te propongo ser felices, ser guerreros para luchar contra la crítica
de una sociedad segada por la vanidad, dejar a un lado el ¿qué dirán?
solamente pensar y actuar para reconstruir el daño que ocasionaron
en nosotros, así que; te propongo dejar de ser marionetas para ser libres.

Gustavo Huerta
G. H.

-

Entradas más populares de este blog

Hilo rojo

Nada más que un búho - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

Como el ave fénix

Destino

Última noción de Laura - Mario Benedetti