Mujer rehén - Mario Benedetti



Aún sabiendo que eras fugaz, yo te amé con todas mis fuerzas,como si fueras para siempre
La frase de la imagen es ilustrativa
NO pertenece a Mario Benedetti


La mujer de aquel sueño era un rehén
al menos era suya mientras él
no la vendiera al despertar
y no iba a venderla nunca nunca

la mujer de aquel sueño era de sueño
y sus soñados pechos eran
insoportables de tan bellos
su pubis de deseo era soñado
y soñados los labios en custodia
de la lengua dulcísima y soñada

la mujer de aquel sueño era un rehén
al menos era suya mientras él
no la vendiera al despertar
y no iba a venderla nunca nunca

pero de pronto el nunca se acabó
y cuando abrió los ojos ya no estaba.

-

Entradas más populares de este blog

Vaya uno a saber - Mario Benedetti

Desvelo

Adiós

Palabras menores - Mario Benedetti

Ah soledades - Mario Benedetti

Indómito

Prisionero de tu olvido