Alma nueva

Hoy
a esta hora indeseable
me encuentro con mi sombra
¿donde dejaste el alma?
Pregunté
"Hace mucho murió,
hace mucho..."
fue luego pájaro
y se transformó en el cielo.
"hace mucho murió".


Buscaré en los caminos
un alma nueva
que haga juego con mis ojos,
que no sea esfinge
que no sea pájaro
que no sea cielo
que no muera nunca


Buscaré un alma
que sea como yo
con poder del verbo
con fuerza oscura
con magia de brujo
y no será solo un cielo
sino todo el universo.
José Quirós

-

Entradas más populares de este blog

Nocturno - Mario Benedetti

Decir que no - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Capítulo 93 - Julio Cortázar

Cotidiana I - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

No me destierres