Mujeres- Silvio Rodríguez

Me han estremecido un montón de mujeres:  mujeres de fuego, mujeres de nieve.


Me estremeció la mujer que empinaba sus hijos
hacia la estrella de aquella otra madre mayor.
Y cómo los recogía del polvo teñido
para enterrarlos debajo de su corazón.

Me estremeció la mujer del poeta, el caudillo,
siempre a la sombra y llenando un espacio vital.
Me estremeció la mujer que incendiaba los trillos
de la melena invencible de aquel alemán.

Me estremeció la muchacha,
hija de aquel feroz continente,
que se marchó de su casa
para otra de toda la gente.
Me han estremecido un montón de mujeres:
mujeres de fuego, mujeres de nieve.

Pero lo que me ha estremecido
hasta perder casi el sentido,
lo que a mí más me ha estremecido
son tus ojitos, mi hija,
son tus ojitos divinos.

Me estremeció la mujer que parió once hijos
en el tiempo de la harina y un quilo de pan,
y los miró endurecerse, mascando carijos.
Me estremeció porque era mi abuela, además.

Me estremecieron mujeres
que la historia anotó entre laureles
y otras desconocidas, gigantes,
que no hay libro que las aguante.

Me han estremecido un montón de mujeres:
mujeres de fuego, mujeres de nieve.

Pero lo que me ha estremecido
hasta perder casi el sentido,
lo que a mí más me ha estremecido
son tus ojitos, mi hija,
son tus ojitos divinos.


También te puede interesar : La gota de rocío


Entradas más populares de este blog

Coincidir- Méxicanto

19 días y 500 noches - Joaquín Sabina

Chau número tres - Mario Benedetti

El amor en los tiempos del cólera - Gabriel García Máquez

Paloma quiero contarte -Víctor Jara

Una cita en la luna

Hoy ten miedo de mí - Fernando Delgadillo