Despedida - Jorge Luis Borges

Entre mi amor y yo han de levantarse  trescientas noches


Entre mi amor y yo han de levantarse
trescientas noches como trescientas paredes
y el mar será una magia entre nosotros.

No habrá sino recuerdos.
Oh tardes merecidas por la pena,
noches esperanzadas de mirarte,
campos de mi camino,
firmamento que estoy viendo y perdiendo...
Definitiva como un mármol
entristecerá tu ausencia otras tardes.

Jorge Luis Borges - Fervor de  Buenos Aires


También te puede interesar : El amenazado

Entradas más populares de este blog

Olvido circular

Te escondo en mis sueños

Ojos Negros.

Deseo ...

No renuncio a quererte

Solo deja que te ame

Me falta