Dolor



-Doctor siento apretado el corazón
-¿Apretado? ¿Cómo apretado?
- Sí, apretado, muy incómodo, me duele mucho.
-¿Apretado e incómodo entre las costillas?
-Sí, si doctor así, tal cual
-Está recargado de angustias y decepciones, debo sacarlo
-¿Y qué pondrá en su lugar?
-Un reloj despertador, suenan igual y éste es mejor, el andar de sus manecillas alivia cualquier dolor.

Cristóbal Grimaldos


y nada tenia de malo,y nada tenia de raro,que se me hubiera roto el corazón de tanto usarlo

Entradas más populares de este blog

Poema de la despedida

Te amaré

Yolanda

Y nos dieron las diez

Amor se llama el juego

La mujer que yo quiero

Táctica y estrategia

Óleo de mujer con sombrero

Sin tu latido