Cómplices...




Llegas y me abrazas,
hay en ti esa sonrisa
que me seduce, me atrapa,
y una sola mirada basta
para entendernos.
Cómplices, amantes,
compinches, atrevidos,
ávidos de caricias
nos entregamos al amor,
y juntos creamos
la sublime sinfonía.
Laura Roda



Entradas más populares de este blog

Escondido y lejos - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Hilo rojo

Digo que no puede decirse el amor... - Jaime Sabines

Escondido y lejos - Mario Benedetti

Fuego mudo - Mario Benedetti

Desvelo