Taneto




Era lunes y agosto la noche se congela
La habitación vacía se agranda si no estás
Me encontraba tan solo que no pude olvidarte
Y vino tu fantasma conmigo a conversar.

Detrás de la ventana la lluvia me golpea
Como un tambor golpea también mi corazón
Y me golpea tu ausencia como presencia sorda
Y al alma ni siquiera le queda un lagrimón.

El humo del cigarro despliega su neblina
Resaca de un insomnio remojado en alcohol
Por eso es que me río, me río a carcajadas.

Me río de la pena, me río del dolor
Y la risa se sale detrás de la ventana
Para golpear la lluvia como ángel vengador.

Eduardo Bentancur


Entradas más populares de este blog

Escondido y lejos - Mario Benedetti

Escondido y lejos

Cotidiana I - Mario Benedetti

Fuego mudo - Mario Benedetti

Hilo rojo

Desvelo

Cotidiana I - Mario Benedetti