Suspiro




Te escribo, te nombro,
te busco en el vacío de la noche.
Te invito a que me ames,
suspiro tu nombre mil veces
y el silencio es la única respuesta.
Siempre es igual,
hace nueve meses.
Le das vida a mi vida,
solo cuando vos lo elegís
y yo lo acepto, lo sufro,
lo disfruto…
Necesito de vos más de lo que me das,
pero decido aceptar lo que podes…
Es injusto, ya lo sé,
pero hoy es lo que quiero,
a vos, así de imperfecto,
así de egoísta,
así de loco y así de cuerdo…
Te quiero! Y eso
lo explica todo.

Sandra San Roman

También te puede interesar: " Una mujer "

-

Entradas más populares de este blog

Destino

Te quiero

Recordándote

Futuro cada vez más jíbaro - Mario Benedetti

Al despertar.

Echar las cartas/6 - Mario Benedetti

Permanencia