Al fin y al cabo



Si no te escribo para que regreses
pues, al fin y al cabo,
significaría volver a verte.

No es que quiera estar pendiente,
pero hace tiempo
me enseñaste lo que en verdad, duele.

Y con ello no renuncio ir al frente
con quien me quiera,
aunque pueda perderme nuevamente.

Me martiriza la misma idea, recurrente,
la simple idea de tener
que sufrir al entregar mi cuerpo y mente.

Si no te pido que regreses
pues, al fin y al cabo,
es mejor ya no tenerte.

Es que todo este asunto de quererte
me sigue costando
y puede que me lleve hasta la muerte.


Alexander Galván López

-

Entradas más populares de este blog

Destino

Escondido y lejos

Pletórica

Desamor

Soneto II - Pablo Neruda

Nuestra promesa

Recordándote