A raíz de lo sufrido





Yo veo al cielo
de un modo distinto
sin miedos morales,
sin ahogarme en lo mismo.

Vivir, se entiende
a raíz de lo sufrido
con hábitos mortales,
sabor venal de lo prohibido.

Por eso mi cielo
no lo prefiero infinito
sino con lugares reales,
donde se quiera poco, pero bonito.

Vivir, yo entiendo
no me es permitido
sin sufrir viejos males
y aún así disfrutar de haber vivido.


Alexander Galván López

-

Entradas más populares de este blog

Te estaré esperando - Katia Márquez

Al despertar.

Hilo rojo

Paloma quiero contarte - Víctor Jara

Hilo rojo

Soneto II - Pablo Neruda

Cleopatra - Mario Benedetti



...