Fantasmas



Una claridad de lluvia
Lunada, sobre los campos
Parece nieve la brisa,
Parecen de oro los pájaros.
Arriba, las Tres Marías
Luz de mi silencio, abajo.

En el cristal de la senda
Tu fantasma y mi fantasma
Retratados.

El tiempo le pone alas
Al humo de mi cigarro
Y hay un viajero celeste
Que a un horizonte gitano
Se lleva las Tres Marías…

Cambia el silencio, la brisa
Y hasta el color de los pájaros.
En el cristal de la senda
Ha quedado mi fantasma
Solitario.
Gerardo Molina 

-

Entradas más populares de este blog

Nocturno - Mario Benedetti

Decir que no - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Capítulo 93 - Julio Cortázar

Cotidiana I - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

No me destierres