Perfume




Maderas, arcilla, o brisa sensual
Sándalo, violetas, o fresco amanecer
No hay nada que ofrezca tu aroma natural.

Persigo el perfume que dejas al pasar
Como estela sublime voy tras de ti,
Tu perfume embriaga mi olfato sutil.

Recuerdos de la noche que ya se fue
Sensación completa de pasión y amor
Precede tu paso el olor del deseo
Fragancia que iguala solo la pasión.


Clententh Villarreal

-

Entradas más populares de este blog

Nocturno - Mario Benedetti

Decir que no - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Capítulo 93 - Julio Cortázar

Cotidiana I - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

No me destierres