En algún momento




En días como hoy me pregunto cuánta fuerza existe,
de los escritos nace un sentimiento olvidado o del
olvido nace el sentimiento, recordar quienes
somos a pesar de los fracasos o triunfos de la vida.

Las penas ahogadas en licor sin intentar comprender,
cantando a la luna frente de un balcón vacío,
gritándole a la soledad: ¡aléjate! sin desearlo realmente,
lágrima tal vez fingida por un amor que no llegó.

¡Pero hay que continuar! siempre de frente…
Cambiando la actitud del rencor por seguridad,
la tristeza con voces de esperanza al inicio de cada
mañana, recibiendo la noche con paz para el alma.

¿Dónde encontrar la felicidad completa?
No existe… pero se puede anhelar un mundo mejor,
cada paso se manifiesta buscando lo ambicionado,
al final… ¿qué importa? somos diferentes, ¡es mejor así!

Gustavo Huerta
G. H.

-

Entradas más populares de este blog

Vaya uno a saber - Mario Benedetti

Desvelo

Adiós

Palabras menores - Mario Benedetti

Ah soledades - Mario Benedetti

Indómito

Prisionero de tu olvido