Habrá que vivir

Habrá que vivir como antes
de tus ojos de luna llena,
de tus brazos como enredadera por mi espalda,
de tus labios besándome el alma,
de tus manos caminando por mi cuerpo.
Habrá que volver a descubrir la vida.


Habrá que vivir mintiendo
en todos lados, a toda las gente,
amordazándome el corazón,
encadenando tu nombre, aprisionándolo
para que no salga de mi boca,
para que no escape y corra lejos
porque —seguramente— iré tras él
vomitando la verdad al perseguirlo.

Habrá que vivir cuidándome
de todo recuerdo y espejismo.
Será necesario construir una muralla,
sitiarme, ser exiliado del mundo.
Sé que tu voz está allá afuera
con la llave lista en el bolsillo.
(Tendré entonces que cambiar mi cerradura)

Habrá que vivir sin prisa alguna,
caminar con paso lento adonde sea.
Saúl Juárez

-

Entradas más populares de este blog

Pletórica

Desvelo

Adiós

Oración - Mario Benedetti

Guarda mi corazón

Vaya uno a saber - Mario Benedetti

Mi pozo - Mario Benedetti