Soledad



Habitaciones solitarias
sábanas húmedas
almohadas mojadas
rincones oscuros.

Frio de ausencia
porque no estás aquí
penumbras eternas
lágrimas sin cesar.

Corazones vacíos
labios rotos que te extrañan
,manos huecas sin ti
y sigo preguntando
cuando vendrás de nuevo a mí.

Clementh Villarreal

-

Entradas más populares de este blog

Nocturno - Mario Benedetti

Al despertar.

Decir que no - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Capítulo 93 - Julio Cortázar

Próximo prójimo - Mario Benedetti

Cotidiana I - Mario Benedetti