Al fin del crepúsculo




Yo viajé por la noche hacia oscuros lugares
y paseé por entonces sin más vanidades
yo miré hacia el cielo,
buscando respuestas
mas solo encontré una que otra treta
queriendo ser nuevas.

Me hundo en mis sueños
pervivo en aquellos
los que me rodean
sin decir te quiero, ausentes de cielo.

Anticipé tu salida por aquella ventana
participé de tus juegos todas las mañanas
logré ver que era cierto,
aunque fueran tus miedos
los que ahogaron antiguos recuerdos
pudiendo ser buenos.

Me escapo sonriendo
no vivo corriendo
si vas o si vienes
es un sortilegio, del que no soy dueño.
Alexander Galván López

-

Entradas más populares de este blog

Hilo rojo

Eternamente tuya

Sombras de ti

Adiós - Idea Vilariño

Destino

Escondido y lejos

Habrá que vivir