Regresé.

Madurar es aprender a querer bonito,extrañar en silencio
Decidí regresar, ¡Pero no por ti!
Lo decidí porque dejé tantas cosas
que ahora me hacen falta,
estoy aquí porque dejé amigos
y recuerdos que ayudan a seguir.

Regresé porque me hacía falta
la fuerza que dejé enterrada,
¡No mi niña…! Esta vez no regresé por ti,
logré sobrevivir a tus engaños,
a tu vida de fantasía, a las promesas.

Regresé porque me hacía falta
reencontrarme con lo mas perfecto
                            y necesario
            que existe en la vida;
la confianza en mí.


Gustavo Huerta
G. H.

Entradas más populares de este blog

Imagina.

Te quiero

Te extraño

Ausencias - Mario Benedetti

El amor que calla - Gabriela Mistral

Duerme negrito - Natalia Lafourcade

Tequila