Juguemos

No importa
         que no haya
          luna llena.
¡Juguemos con ella!

Con tu brillo
        y mi amor,
su luz iluminará
         los caminos
que acostumbrámos
           andar.

Vamos mi niña,
jugueteemos otra vez.

 G.H

-

Entradas más populares de este blog

Nocturno - Mario Benedetti

Decir que no - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Capítulo 93 - Julio Cortázar

Cotidiana I - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

No me destierres