Complice

No te extrañe amor
que te escriba;
el lápiz sólo sigue
los dictados de mi alma.

El papel es mi cómplice;
enmudece,
me lleva hacia ti,
persigue tus pasos.

Hojas húmedas que
obtendrán tus manos.
No te extrañe amor
que te escriba.
G.H

Entradas más populares de este blog

Hilo rojo

Hilo rojo

Al despertar.

Fuego mudo - Mario Benedetti

Adiós - Idea Vilariño

Destino

Poema 4 - Pablo Neruda



En este sitio usamos cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información |