Complice

No te extrañe amor
que te escriba;
el lápiz sólo sigue
los dictados de mi alma.

El papel es mi cómplice;
enmudece,
me lleva hacia ti,
persigue tus pasos.

Hojas húmedas que
obtendrán tus manos.
No te extrañe amor
que te escriba.
G.H

-

Entradas más populares de este blog

Destino

Escondido y lejos

Pletórica

Desamor

Soneto II - Pablo Neruda

Nuestra promesa

Recordándote