Amores

Cúspides alcanzadas
noches plateadas
lunas satinadas
estrellas dominadas
amores conquistados.

Pasiones descubiertas
heridas abiertas
cuerpos encontrados
amores eternos.

Noches de desvelo
almohadas mojadas
promesas reencontradas
amores no olvidados.

De nuevo a la conquista
como ayer lo hice
nuevas experiencias, mismas aventuras,
mismos tormentos, mismos corazones,
hoy como antes, los mismos amores.
Clementh Villarreal

-

Entradas más populares de este blog

Nocturno - Mario Benedetti

Decir que no - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Capítulo 93 - Julio Cortázar

Cotidiana I - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

No me destierres