No me digas que no te extrañe…

Porque el aire huele a tu recuerdo,
aún me pregunto porque te habrás ido de mi lado,
no encuentro esa respuesta solamente así,
te anticipaste para no regresar.

A quién le reclamo,
a quién le exijo tu presencia con quién me desahogo,
si no encuentra tampoco mi alma esa paz que yo tenía contigo.

Te busco desesperadamente
porque sé que estás ahí pero mis ojos no te pueden ver,
dónde estás amor mío
dónde te encuentras dime por qué partiste.

Si mi voz llega con el eco,
espero que estas palabras lleguen a tu alma,
que un día me digas aquí estoy nunca me fui,
sólo así mi corazón tendrá nuevamente paz,
esa paz que tú me dabas.

Tanto anhelo que llegues nuevamente amor mío,
que no dejó ni un solo día de poner esa rosa
en ese florero que tanto cuidabas.

El día que te canses de estar sola y
quieras nuevamente estar conmigo,
recuerda que mis brazos siguen abiertos para ti,
que nunca te olvide y que nunca te olvidaré,
ven porque mi corazón está ansioso de volverte amar.

Cumpliremos la promesa de siempre estar juntos
así el universo nos verá felices.

Perpetuo, nuestro amor nunca morirá.
G.H

G.H

Entradas más populares de este blog

Imagina.

Te quiero

Te extraño

Ausencias - Mario Benedetti

El amor que calla - Gabriela Mistral

Duerme negrito - Natalia Lafourcade

Tequila