Medusa - Manuel García

Como medusas, dulcemente,
cuando disparan su veneno
eléctrico en el corazón.
Así me encuentro entre los brazos
de un mar de ortigas que lastiman
cuando te hablo de mi amor.
Así nadando en luces frías
he comprendido que mi vida
contigo solo fue ilusión.

Mujer extraña, bonita y mala que me mintió.
Mujer extraña, bonita y mala que me mintió.

Como medusas elegantes,
que son como flores danzantes
hechas de luz y de color.
Así te vi, alegremente,
pero no fue más que la fiebre
que me hizo ver lo que a ti no.
Así en las sombras fui callando,
ensimismado entre las olas
con lágrimas de mi dolor.


Entradas más populares de este blog

La piel es de quien la eriza

Extráñame

Amor no correspondido

Desvelo

De carne y hueso - Edgar Oceransky

A la orilla de la chimenea - Joaquín Sabina

Yo te amaré en silencio