Mi corazón no puede con la carga - Miguel Hernández

Tristes guerras si no es amor la empresa.  Tristes. Tristes.  Tristes armas si no son las palabras.  Tristes. Tristes.  Tristes hombres si no mueren de amores.  Tristes. Tristes.
13

Mi corazón no puede con la carga
de su amorosa y lóbrega tormenta
y hasta mi lengua eleva la sangrienta
especie clamorosa que lo embarga.

Ya es corazón mi lengua lenta y larga,
mi corazón ya es lengua larga y lenta…
¿Quieres contar sus penas? Anda y cuenta
los dulces granos de la arena amarga.

Mi corazón no puede más de triste:
con el flotante espectro de un ahogado
vuela en la sangre y se hunde sin apoyo.

Y ayer, dentro del tuyo, me escribiste
que de nostalgia tienes inclinado
medio cuerpo hacia mí, medio hacia el hoyo.


Miguel Hernández - El rayo que no cesa.

También te puede interesar: César Vallejo

Entradas más populares de este blog

Coincidir- Méxicanto

Me gusta la gente simple - Facundo Cabral

Táctica y estrategia -Mario Benedetti

Una cita en la luna

Amor de otoño - Pablo Milanés

Hoy ten miedo de mí - Fernando Delgadillo

De vez en cuando la vida - Joan Manuel Serrat