Salir al mundo

Bueno es ir a la lucha con determinación  abrazar la vida y vivir con pasión.  Perder con clase y vencer con osadía,  porque el mundo pertenece a quien se atreve  y la vida es mucho para ser insignificante.



No es momento de enamorarse,
no es tiempo de debilidades,
ni corazones rotos ni cartas de amor.
Es tiempo de luchar,
de salir adelante,
de ver más allá de las fronteras y
 de las ventanas de la casa.

Esta casa que te queda demasiado pequeña
¿Qué creías? ¡¿Qué el mundo se termina acá?!
Nada de eso…

¡Hay mucha más vida allá afuera!
Soltá, salí, corré, volá, soltá más.
Escapá del tedio, de la rutina,
de los platos por lavar,
de los mandatos familiares
y de las cartas sin respuesta.
Escápate también de la tecnología,
de los bizcochuelos de caja,
las telenovelas,
los agroquímicos,
los transgénicos,
la cola de los supermercado
las tarjetas plásticas,
de las falsas promesas,
las uñas esculpidas,
y los cordones de la vereda.

Salí a recorrer el mundo pero sin equipaje
Llevá solo lo necesario, lo puesto,
lo propio, lo tuyo.

Anda desnuda de ropas y prejuicios por la vida.
Solo así vas a poder ver lo que pasa,
solo así vas a escuchar a la gente real.
Hay un mundo atrás de la pantalla.
Hay un cielo atrás de Windows.
Hay más bosque que el de la plaza
y más pasto que el sintético.

Salí al mundo a ver el sol,
pero antes,
enfréntate al espejo y mírate vos
enfréntate con vos y mira hacia adentro.


Paula Blanco

También te puede interesar : Una cita en la luna

Entradas más populares de este blog

Coincidir- Méxicanto

19 días y 500 noches - Joaquín Sabina

El amor en los tiempos del cólera - Gabriel García Máquez

Chau número tres - Mario Benedetti

Una cita en la luna

Hoy ten miedo de mí - Fernando Delgadillo

Calle Melancolía - Joaquín Sabina