Como una isla

De pronto todo cambia...
Y es nuestra cama una isla
solitaria, soñada .
Y, como dos náufragos
perdidos en el mar,
en medio de la tempestad ,
atravesamos la borrasca
y nos encontramos en ella
para renacer .
Y bajo la tenue  luz que la ilumina,
entre caricias compartidas,
como una gaviota, rozaré tu boca,
beberé de tus aguas ,
nadaré  hasta  vos .
Al calor de tu fuego
encenderé mi hoguera ,
arderán los cuerpos ,
nos temblará la voz ,
y, embriagados de besos,
celebraremos juntos
la dicha infinita de amarnos hoy .

Laura Roda

Entradas más populares de este blog

Facundo Cabral -Con una flor en la mano

Te acordarás de mí - Alberto Cortez

Ante el espejo

Estos versos son tuyos

Poema de la despedida -(Canción del adiós)José Ángel Buesa

En paz - Amado Nervo

Desvelo