Rumores dentro

En mi voz Yace un río de verdades inéditas Quizás dos penas  Y tres o cuatro alegrías que llenarían Al ser más pleno y/o sublime.


En mi voz
yace un río de verdades inéditas
quizás dos penas
y tres o cuatro alegrías que llenarían
al ser más pleno y/o sublime.

La verdad
bueno, mi verdad
o tal vez la verdad enteramente humana
no es más que un espasmo
de dos realidades coyunturales
Una estrella de David
un manto que nos regala el descanso
un albur
un excelso albur.

Sobre mis palmas
desemboca una llana selva de consecuencias
todas y cada una derivada de una verdad inédita
todas y cada una me llevaron a escribirme.



James Rodd

También te puede interesar : "Presagios"

-

Entradas más populares de este blog

Imagina.

Palabras menores - Mario Benedetti

Recordándote

Destino

Tiempo sin tiempo -Mario Benedetti

Cada ciudad puede ser otra - Mario Benedetti

Nuestra promesa