Pasión




En las llamas de tu fuego  crepitan mis deseos.

En las llamas
de tu fuego
crepitan mis deseos.

Mi cuerpo es leña
seca que no opone
resistencia
a tus caricias.

Con tus roces
devoras mis instantes,
mi copa se enciende
con tu aliento,
el vino
es solamente para ti.

Copa y leña,
fuego y vino,
son parte
de este amor
irrefrenable.

Odette Fonseca


                                                                                        






Entradas más populares de este blog

Poema de la despedida

Te amaré

Yolanda

Y nos dieron las diez

Amor se llama el juego

La mujer que yo quiero

Táctica y estrategia

Óleo de mujer con sombrero

Sin tu latido