Soledad

Solitario es estar donde ni nosotros mismos estamos









Cada vez más gente se siente desplazada,desposeída,en total y absoluta soledad física y emocional.La soledad como mal endémico tiene connotaciones difíciles de comprender.

"La soledad no es vivir solo,la soledad es no ser capaz de hacer compañía a alguien o a algo que está en nosotros, la soledad no es un árbol en medio de una llanura donde sólo está él. La soledad es la distancia entre la savia profunda y la corteza, entre la hoja y la raíz. Solitario es estar donde ni nosotros estamos..."Con estas palabras el escritor José Saramago define la soledad de una manera casi poética. Pero ni aún así logra arrancarle a la palabra soledad esa sensación de vacío, de pequeñez con que nos apretuja el alma.

Sentirse solo es sentirse mal. Tener las defensas bajas.La soledad enciende nuestros peores pensamientos. Y le da patadas a nuestra maltratada autoestima.Antes que nada que quede claro que me refiero a la soledad del que no sabe estar a solas consigo mismo. De aquellas personas que viven nadando en angustias. Angustia de vivir, angustia de morir. Angustia de ser. Angustia de no ser.La soledad es una enfermedad del alma. Por eso es tan difícil de curar. Por eso es imposible de abortar.Sentirse solo es como manejarse a oscuras. Puedes pasar mil veces al lado de lo que buscas que no lo vas a ver.

La mayoría  de las personas, se equivocan. Comienzan a buscar alguien que las saque de esa inquietante situación de desamparo, y terminan incorporando un mueble, un objeto más, al desolado escenario de sus vidas. Alguien con quien compartir su soledad.Y eso no es ningún remedio. Al contrario es asumir tu dependencia. La soledad te aleja de las cosas. De la vida.Por eso el remedio está en vos misma.En prepararte para vivir cada día. A pleno. Con tu bagaje de belleza, de juventud, de sueños, de arrugas, de kilos de más, de años. Basta con que puedas sentir cómo palpita tu corazón. Cómo vibra tu alma. No tienes que competir con nadie.Puedes construir el minuto, la hora, el día, el mes, el año de tu vida donde renazcan esas ganas tremendas de relacionarte nuevamente con la realidad y sus posibilidades. 

Alguien dijo: Pongámonos el alma. Ya va a venir el día.Mejor aún, no hay que esperar,hay que salir a buscarlo.









Trovadicción
También te puede interesar: Enfrentar la realidad "