¿Qué me queda?

Afortunadamente siempre existe otro dia.y otros sueños y otras risas y otras personas
Un camino largo por seguir,
mañanas que amenazan aventuras sin fin.

Los sonidos;
naturaleza que regala extraños ecos
que fortifican el corazón.

Los olores;
tierra mojada y flores
que embellecen los caminos.

El tacto;
tocar las manos y rostros de los seres
que son parte importante de la vida.

La vista;
milagro del amanecer, caras sonrientes
juegos y esperanza de un nuevo día.

El gusto;
tomar café,
saborear los frutos de los árboles
que nos otorgan humildemente.

¡Me queda mucho!

El sentido de existir,
de amar,
el júbilo de estar vivo.
G.H

Entradas más populares de este blog

Cotidiana I - Mario Benedetti

Hilo rojo

Escondido y lejos - Mario Benedetti

Fuego mudo - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Hilo rojo

Escondido y lejos