Sin Respuesta



yo me enamoré de sus demonios ,ella de mi oscuridad

Miradas que llaman,

miradas que matan,
desvelos furtivos y no concluidos,
labios de fuego, labios de juego,
labios asesinos en un mundo de enredos,
seres de luz, seres de oscuridad,
seres de este mundo y del mas allá,
¿cuál de todos eres y en cuál te conviertes
cada que llega la noche y
cada que llega el día,
a que brazos te has lanzado y
en que brazos habéis despertado,
qué labios te han profanado y
a qué labios habéis matado?.

 Mánu Ortega


Entradas más populares de este blog

Escondido y lejos - Mario Benedetti

Hilo rojo

Cotidiana I - Mario Benedetti

Fuego mudo - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Hilo rojo

El olvido - Mario Benedetti