Mis amigos





Es verdad continúo con los de siempre, seres que tienen luz,
que tranquilizan el alma cuando más necesita estar vigorosa,
no corren, van despacio, se quedan el tiempo que es preciso,
escuchan la voz destrozada para seguir dando aliento sin parar.

Al llegar al fondo ellos también lo tocan hasta salir juntos,
comparten la felicidad, escuchan, se alegran, te abrazan,
comparten triunfos, están en los fracasos esos que duelen,
todo con los brazos abiertos tal su corazón que es grandioso.

Son los mismos, los que no dejan de tener fe como la tierra al sol,
los que escriben si están lejos esperando el regreso anhelado,
no se preocupan por el tiempo, siempre estarán cualquier día y hora
para decir palabras precisas, hasta levantarte y volver a seguir.

Son los amigos, los que eternamente están, los que nunca fallan,
que extienden la mano sin pedir nada, son pocos, pero los mejores,
las palabras son insuficientes para expresar lo que significan,
pasará el tiempo, siempre con ellos, porque nunca claudicarán.

Más que brindar amistad dan su fuerza, valentía y el corazón
que aun estando herido lo hacen a un lado para aparentar tranquilidad,
no les importa que desangre, saben que al compartir la pena es menos,
evangelizan el alma, todo para verte sonreír a modo de grandes amigos.

Gustavo Huerta
G. H.


*



-

Entradas más populares de este blog

Imagina.

Nuestros días

Te escondo en mis sueños

Desvelo

Golpe de mar

Éramos

Imagina.