Nido vacío

y el nido quedo completamente vacío doble dolor, no hay vida que alcance  para calmarlo, para llenarlo.

Poemas de amor y desamor



Así le llaman, cuando del hogar
vuelan nuestros hijos
para comenzar una nueva etapa.
Angustia indescriptible
tristeza repentina, soledad absoluta
entre esas paredes donde no hace mucho
tus hijos y sus amigos lo llenaban todo.
El vació es tremendo,
¿A quién le cocino? , ¿Qué limpio?
Si nadie ensucia, ¿de quién cuido ahora?
¿A quién llevo y traigo?
UFF! Locura total, llanto que desborda…
Miras tu casa, tu hogar…
hoy paredes desgastadas,
ves las manchas de la bici,
esa que tantas veces pediste que la saquen…
Hoy quisieras verla ahí…
No hay trabajo, curso de arte, cocina
salidas con amigas que llenen el vacío.
Si le sumas que tu compañero de vida
el que juro envejecer a tu lado después
de 32 años decidió volar también…
brazos más jóvenes le vendieron una vida nueva
y el nido quedo completamente vacío
doble dolor, no hay vida que alcance
para calmarlo, para llenarlo.
Es ley de vida que los hijos deben volar!
Pero no era justo que todos volaran,
Dejándome sola en una casa vacía
que ya no tiene nada de hogar.

 Sandra San Roman

También te puede interesar :Introducción a la trova

Entradas más populares de este blog

Una cita en la luna

Hoy ten miedo de mí - Fernando Delgadillo

Es tan poco - Mario Benedetti

El breve espacio en que no estás - Pablo Milanés

La piel es de quien la eriza

A mis amigos - Alberto Cortez

Siete crisantemos - Joaquín Sabina