Aquel niño

Aquel niño que miraste
por oscuros callejones
con llagados pies descalzos
conviviendo con ratones
no esperaba que la vida
a sus ruegos accediera .

No puede tener zapatos
un hijo de limosnera .

Entre vagos asesinos
comenzó a formar su vida
sin buscar nunca razones
ni siquiera una salida .

Esos días han pasado
es ahora traficante
ha cambiado los ratones
por un grupo de maleantes .

Aquel hábil empresario
convertido ahora en convicto
hace días fue arrestado,
y escuchado el veredicto
veinte años esperando
que la libertad venciera
es ahora un desgraciado
hijo de una limosnera
y camina hacia la muerte
por oscuros callejones
con llagados pies descalzos
conviviendo con ratones.


Jaime Azócar


Entradas más populares de este blog

Hermosa Alma…

Todo sale mal

Dejar ir…

Desvelo

Llena de ti…

Entre Pobres - Facundo Cabral

Te escondo en mis sueños