Entradas

..

Barajando recuerdos-Claribel Alegría

Imagen
Barajando recuerdos

me encontré con el tuyo.
No dolía.
Lo saqué de su estuche,
sacudí sus raíces
en el viento,
lo puse a contraluz:
Era un cristal pulido
reflejando peces de colores,
una flor sin espinas
que no ardía.
Lo arrojé contra el muro
y sonó la sirena de mi alarma.
¿Quién apagó su lumbre?
¿Quién le quitó su filo
a mi recuerdo-lanza
que yo amaba?
Claribel Alegría
También te puede interesar : Alfonsina Storni

Te quiero - 2- Facundo Cabral

Imagen
Te digo por ejemplo:
Te quiero ahora que hace calor,

y ayer que llovía.
En las mañanas nubladas,
y en las noches abiertas,

Te quiero
te quiero de pie, tendida,
dormida y despierta.
Te quiero a la una, a las dos a las tres,
y a las siempre.

Te quiero,
te quiero en la casa y te quiero en el camino,
te quiero después, antes y ahora mismo,

Te quiero,
te quiero porque me quieres,
y toda tú me lo gritas,
te quiero porque en ti comienzo y termino,
te quiero porque nos encontramos y nos perdemos uno en el otro.

Digamos que te quiero con todos los que soy incluyéndome a mí mismo.
Aunque tu sabes mi amor que cuando digo te quiero,
 es Dios que te embellece a través del amor
y yo soy el encargado de tan bella tarea,
es decir que cada vez que yo te digo Te quiero,
 Él te dice “Te quiero”.

Facundo Cabral 
También te puede interesar : Entre pobres 


Pequeña serenata diurna - Silvio Rodríguez

Imagen
Vivo en un país libre,
cual solamente
puede ser libre

en esta tierra,
en este instante,
y soy feliz porque soy gigante.

Amo a una mujer clara
que amo y me ama
sin pedir nada
(o casi nada,
que no es lo mismo
pero es igual). Y si esto fuera poco,
tengo mis cantos
que poco a poco
muelo y rehago
habitando el tiempo,
como le cuadra
a un hombre despierto.

Soy feliz,
soy un hombre
feliz, y quiero
que me perdonen
por este día
los muertos,
de mi felicidad.

Silvio Rodríguez- Disco : Días y flores (1975)
También te puede interesar : Ángel para un final 


El amor nuevo - Amado Nervo

Imagen
Todo amor nuevo que aparece

nos ilumina la existencia,
nos la perfuma y enflorece.

En la más densa oscuridad
toda mujer es refulgencia
y todo amor es claridad.
Para curar la pertinaz
pena, en las almas escondida,
un nuevo amor es eficaz;
porque se posa en nuestro mal
sin lastimar nunca la herida,
como un destello en un cristal.

Como un ensueño en una cuna,
como se posa en la ruina
la piedad del rayo de la luna.
como un encanto en un hastío,
como en la punta de una espina
una gotita de rocío...

¿Que también sabe hacer sufrir?
¿Que también sabe hacer llorar?
¿Que también sabe hacer morir?

-Es que tú no supiste amar...

Amado Nervo -  El arquero divino 
También te puede interesar : En paz 

La mujer que yo quiero - Joan Manuel Serrat

Imagen
La mujer que yo quiero, no necesita
bañarse cada noche en agua bendita.

Tiene muchos defectos, dice mi madre,
y demasiados huesos, dice mi padre.

Pero ella es más verdad que el pan y la tierra.
Mi amor es un amor de antes de la guerra
para saberlo...
La mujer que yo quiero, no necesita
deshojar cada noche una margarita.

La mujer que yo quiero, es fruta jugosa
prendida en mi alma como si cualquier cosa.
Con ella quieren dármela mis amigos,
y se amargan la vida mis enemigos...

porque sin querer tú, te envuelve su arrullo
y contra su calor, se pierde el orgullo
y la vergüenza...
La mujer que yo quiero, es fruta jugosa
madurando feliz, dulce y vanidosa.

La mujer que yo quiero, me ató a su yunta,
para sembrar la tierra de punta a punta
de un amor que nos habla con voz de sabio
y tiene de mujer la piel y los labios.

Son todos suyos mis compañeros de antes...
Mi perro, mi Scalextric y mis amantes.
¡Pobre Juanito...!
La mujer que yo quiero, me ató a su yunta:
pero, por favor, no se lo digas …

Como la cigarra - Maria Elena Walsh ( Mercedes Sosa)

Imagen
Tantas veces me mataron,
tantas veces me morí,
sin embargo estoy aquí,

resucitando.
Gracias doy a la desgracia
y a la mano con puñal
porque me mató tan mal,
y seguí cantando.

Cantando al sol como la cigarra
después de un año bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.

Tantas veces me borraron,
tantas desaparecí,
a mi propio entierro fui
sola y llorando.
Hice un nudo en el pañuelo
pero me olvidé después
que no era la única vez,
y seguí cantando.

Tantas veces te mataron,
tantas resucitarás,
tantas noches pasarás
desesperando.
A la hora del naufragio
y la de la oscuridad
alguien te rescatará
para ir cantando.

Maria Elena Walsh
También te puede interesar : Dejen Vivir 
Les dejamos esta versión maravillosa con Mercedes Sosa


No te salves- Mario Benedetti

Imagen
No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
                no te salves

no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
            pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
                    entonces
no te quedes conmigo.

Mario Benedetti