Entradas

..

No renuncio a quererte

Imagen
He decidido ya para siempre,
ser irremisiblemente tuya,
ante mí,
ante mi ser,
mi alma, todo.
Porque nada de eso existe a tu lado
y todo mi yo mujer te responde,
mis poesías azules,
cada vez más azules y puras.
Mi cuerpo, que también te ama,
te espera, te necesita,
esa “necesidad”…
Abrazada a tu pecho
amar la vida,
decirte sonriendo
todo es mejor con vos
 y aunque yo no te tenga,
no renuncio a quererte.
Gracias…
Por hacerme sentir lo que siento. Laura Roda

Canción para una herida en batalla

Imagen
Te vi morir tantas veces que casi olvido cómo lucías viva.
Un gris melancólico de a pocos se apodera
de la miel que se bañaba en tus ojos,
y esos girasoles que brotaban de tu boca
cuelgan ahora tristes y marchitos.

Te vi caer tantas veces que olvidé cuán imponente eras.

Más ahora eres la reina destronada
ahogada en el jilguero de tu voz
y en el Narciso de tus encantos.
¡Caíste en la orilla de tu propia hermosura!

Te vi nacer tantas veces que casi olvido que fuiste diosa
que olvidó tener misericordia de sí misma,
¡Oh Lilith de mis mañanas! Cuanto quisiera yo
con un solo beso devolver el rubor a tus mejillas,
y regresarte la divinidad con un abrazo.

Te vi llorar tantas veces que olvidé tu resurrección,
que ser diosa no es ser inmortal,
sino renacer mil veces, más radiante, más ángel,
pero cada vez que moriste
contigo murió un trozo de tu alma.

Te vi gritar tantas veces que olvidé la música de tu risa.
Ahora tu boca grita solo auxilios,
y en cada gemido escucho a Legión siendo expulsado

Yo, la que te quiere - Gioconda Belli

Imagen
Yo soy tu indómita gacela,
el trueno que rompe la luz sobre tu pecho

Yo soy el viento desatado en la montaña
y el fulgor concentrado del fuego del ocote.

Yo caliento tus noches,
encendiendo volcanes en mis manos,
mojándote los ojos con el humo de mis cráteres.
Yo he llegado hasta vos vestida de lluvia y de recuerdo,
riendo la risa inmutable de los años.
Yo soy el inexplorado camino,
la claridad que rompe la tiniebla.
Yo pongo estrellas entre tu piel y la mía
y te recorro entero,
sendero tras sendero,
descalzando mi amor,
desnudando mi miedo.
Yo soy un nombre que canta y te enamora
desde el otro lado de la luna,
soy la prolongación de tu sonrisa y tu cuerpo.
Yo soy algo que crece,
algo que ríe y llora.
Yo,
la que te quiere.

Gioconda Belli  También te puede interesar :Petición

Mujer que camina - Alejandro Filio

Imagen
No conforme con tus ojos
te propongo menos cielo, más abrazo

Hace tiempo que te sueño
y ya no se como explicárselo a estas manos.

Que se rompe en el espacio
cuando pasas simplemente caminando
Cuánta estrella llevas puesta en la silueta
que me sigue deslumbrando.

No es la noche ni el café
lo que me obliga a caminar por esta casa
Esta maldita incomprensión
que no despega de tu cuerpo la mirada.

Sigues siendo irremediable
imprescindible para todo lo que estalla
como luna irrepetible
como viento entre las ramas.

Mujer para el sol de mañana
Mujer hasta el borde del alba
Mujer que te pierdo y encuentro
Mujer para afuera, mujer para adentro

Mujer desafiando a los astros
Mujer que camina sin rastro
Mujer que me abrazas el alma
Mujer que me robas...
Mujer que me robas la calma

De tu boca tengo el sueño
cada noche, cada luna solitaria
De tu pecho el medio sol al horizonte
que se pierde, que se escapa.

Sigo siendo para el fuego y el dolor
para el miedo y el olvido
No me pidas que defina un cora…

Mensaje en el contestador - Ismael Serrano

Imagen
Hola. Soy yo.
Sólo llamaba
porque estos lunes
siempre me matan.

Ha amanecido
tarde este día,
mi almohada llena

de tus cenizas.

Pasé, ¿recuerdas?,
por nuestros bares
donde arañábamos
a la nostalgia,
su sucio esmalte.

Cogí al futuro
por la cintura.
Donde hubo vuelo
sólo ha quedado
escombro de plumas.

Qué cosas pasan,
días bulliciosos,
tan cerca estamos
pero tan solos.

Sólo era eso.
Bueno, pues, nada,
si tienes frío
y tiempo me llamas.

Ismael Serrano - Disco : Acuérdate  de vivir 



Todavía una canción de amor - Joaquín Sabina

Imagen
No te fíes si te juro que es imposible

no dudes de mi duda y mi quizás
el amor es igual que un imperdible
perdido en la solapa del azar.

La luna toma el sol de madrugada
nunca jamás quiere decir tal vez,
la muerte es un amante despechada
que juega sucio y no sabe perder.

Estoy tratando de decirte que
me desespero de esperarte
que no salgo a buscarte porque sé
que corro el riesgo de encontrarte
que me sigo mordiendo noche y día
las uñas del rencor
que te sigo debiendo todavía
una canción de amor.

No corras si te llamo de repente
no te vayas si te grito piérdete
a menudo los labios más urgentes
no tienen prisa dos besos después.

Se aferra el corazón a lo perdido
los ojos que no ven miran mejor
cantar es disparar contra el olvido
vivir sin ti es dormir en la estación.
Letra: Joaquín Sabina- Música: Andrés Calamaro *“Todavía una canción de amor” Esta canción tiene dos historias dignas de ser contadas. 
Joaquín se encontraba en un bar o "boliche" de Argentina sentado en un rinc…

Canción de las simples cosas -Armando Tejada Gómez/César Isella

Imagen
Uno se despide insensiblemente
de pequeñas cosas,
lo mismo que un árbol
que en tiempo de otoño
se queda sin hojas.

Al fin la tristeza

es la muerte lenta
de las simples cosas,
esas cosas simples
que quedan doliendo
en el corazón.

Uno vuelve siempre
a los viejos sitios
donde amó la vida,
y entonces comprende
como están de ausentes
las cosas queridas.
Por eso muchacha
no partas ahora
soñando el regreso,
que el amor es simple,
y a las cosas simples
las devora el tiempo.

Demórate aquí,
en la luz mayor
de este mediodía,
donde encontrarás
con el pan al sol
la mesa tendida.

Por eso muchacha
no partas ahora
soñando el regreso,
que el amor es simple,
y a las cosas simples
las devora el tiempo.

Armando Tejada Gómez/César Isella.