Entradas

Poema :Ante el espejo

Imagen
No perdí el tiempo yo tras los relojes,
ni en comprarme un traje color disparate.
No perdí el tiempo corriendo, huyendo,
todo tembloroso a ninguna parte.
Ni perdí el tiempo usando a la gente,
queriendo ser más que un hombre decente.
No perdí el tiempo juntando dinero,
para quedar preso detrás de los sueños.

He perdido el tiempo en cosas triviales,
para muchos tontas, para mí importantes.
He perdido el tiempo junto a los amigos,
compartiendo sueños para ser vividos.
también perdí el tiempo ante un pizarrón,
formando los hombres para un mundo mejor.
He perdido el tiempo gastando las calles,
para ver al hombre domar las ciudades.

Si al tiempo lo encuentro, lo vuelvo a perder
de la misma forma que lo perdí ayer,
para ser feliz, perdí todo el tiempo,
qué me importa eso si al menos ... viví.



Raúl Horacio Luterstein

También te puede interesar: " Pañuelos- Palomas"

Pañuelos- Palomas

Imagen
María Alejandra  ya tiene 25 años, su Documento Nacional de Identidad miente, allí dice de nacionalidad: Argentina, pero puede ser Chilena, Uruguaya o de cualquier otro país de este costado latinoamericano del mundo. Desde muy pequeña tenía una costumbre: arrojar pañuelos en las calles. Jorge Rafael y su esposa, la conocían casi desde que había nacido, estaban preocupados, no sabían de donde había adquirido esa manía, ya que ellos eran muy prolijos y cuidadosos de los detalles, pero de bebe ya  se le observaba esa mala conducta. Trataron por todos los medios que María Alejandra no perdiera más pañuelitos, no era tanto por su valor económico, sino que... “no quedaba bien”, en una niña de su clase. María Alejandra fue creciendo y en el Liceo Privado de Señoritas continuaba con esos aparentes descuidos de los pañuelos, sus compañeras pensaban lo hacía de romántica que era, para encontrar a su príncipe azul. Sólo ella sabía la verdad, pues veía en los sueños, a sus pañuelos transformarse…

Poema de amor :La armadura del amor y su ruptura

Imagen
He vivido de ti enamorado, conozco el amor y sus profundidades mejor que nadie, a estas alturas solo existe inmortalidad.
No hay nada que pueda herirme, ya nada me duele, no hay manera de atravesar esta armadura que tú misma creaste dejando una ruptura.
El escudo es tan resistente que el frio habita en el eternamente, hoy ya no suplico, ya no mendigo.
Hoy aprendí amar, a ser indulgente, a caminar después de la derrota, después de tu partida.
Estoy en un rincón en donde no hay más que un corazón partido en mil pedazos, en donde el olvido y la soledad hacen más daño que un puñado de promesas del pasado.
Hablar de ti, sobre nosotros, provoca en mí inmensas ganas de volver a amar, de volver a vivir, de volver a sentir son esas cosas en las que no puedo mentir.
Despiertas en mi más de uno y mil sentimientos, que si un día el destino quisiera volver a juntarnos, ese día me quitaría la armadura, para volver a vivir, para volver amar, para sentir tu piel, para besar apasionadamente tus labio…

Extráñame

Imagen
Extráñame… Cuando otros besos sellen tus labios
Y quieras con ellos los míos borrar.

Extráñame… Cuando tus manos busquen mi cuerpo
Y no esté contigo para arder a fuego lento.

Extráñame… Cuando sientas nostalgia por no verme
Y nuestro concierto de gemidos se pierda en el tiempo.

Comprenderás así que en la distancia
También yo, al extrañarte suspiro
Y que no siempre la distancia es el olvido.

                                                                   Clementh Villarreal


También te puede interesar:" Las mejores frases de trova"

Aprendiz

Imagen
Enséñame de nuevo amar
Moldea a tu parecer mi corazón
Esperando ansioso aprenderá
Combinar juventud y madurez.

Enséñame a soñar, a disfrutar
A volar y extender mis alas a tus pies
La experiencia no importa si tal vez,
Hoy como aprendiz frente a ti estaré.

Y cuando el vuelo llegue a su final
Y el olvido nos alcance a los dos
Enséñame asimilar, que también así
De nuevo aprendiz por ti seré…

Clementh Villarreal

También te puede interesar:"¿Y si nos miráramos con el alma? "