Entradas

..

No soy de aquí, ni soy de allá - Facundo Cabral

Imagen
Me gusta el sol, Alicia y las palomas,
el buen cigarro y la guitarra española,
saltar paredes y abrir las ventanas,
y cuando llora una mujer.

Me gusta el vino tanto como las flores,
y los conejos, pero no los tractores,
el pan casero y la voz de Dolores,
y el mar mojándome los pies.

No soy de aquí...ni soy de allá,
no tengo edad, ni porvenir,
y ser feliz es mi color de identidad.

Me gusta estar tirado siempre en la arena,
en bicicleta perseguir a Manuela,
o todo el tiempo para ver las estrellas,
con la María en el trigal.

No soy de aquí...ni soy de allá,
no tengo edad, ni porvenir,
y ser feliz es mi color de identidad.

Me gusta el sol, Alicia y las palomas,
el buen cigarro y la guitarra española,
saltar paredes y abrir las ventanas,
y cuando llora una mujer.

Facundo Cabral
También te puede interesar : Me gusta la gente simple 




Recuerdos

Imagen
Las mejores frases de Trova Era una tarde gris
idéntica a la de esta tarde,
el viento acariciaba mi cara
y la llovizna comenzaba a notarse.
Era una tarde gris
idéntica a la de esta tarde
y los recuerdos que tengo en mi
comienzan a desnudarse.
Éramos niños aún
y así corrimos por la calle
escapando de todo,
escapando de nada,
mientras la débil lluvia despacio nos mojaba.
Nos apresuramos de la mano
buscando un instante
para sentirnos a salvo,
¿A salvo de qué? Aún no lo sé.
Solo se que fue la primera vez
que sentí la tibieza de sus labios.
Por aquella calle de piedras
nunca mas he caminado,
la retengo con nostalgia
en mi fiel memoria si,
lo confieso,
porque fue testigo de un primer beso
que habíamos imaginado tanto.
Y es esta esta tarde gris
la que me invita a evocarlo
a través de eso recuerdos tan míos,
de un primer amor
que todavía guardo.

Lorena Luna
También te puede interesar : Que te amen 

Óleo de mujer con sombrero - Silvio Rodríguez

Imagen
Una mujer se ha perdido
conocer el delirio y el polvo;
se ha perdido esta bella locura,
su breve cintura debajo de mí.
Se ha perdido mi forma de amar;
se ha perdido mi huella en su mar.

Veo una luz que vacila
y promete dejarnos a oscuras;
veo un perro ladrando a la luna,
con otra figura que recuerda a mí.
Veo más: veo que no me halló;
veo más: veo que se perdió.

La cobardía es asunto
de los hombres, no de los amantes.
Los amores cobardes no llegan
a amores o a historias, se quedan allí:
ni el recuerdo los puede salvar,
ni el mejor orador conjugar.

Una mujer innombrable
huye como una gaviota
y yo, rápido, seco mis botas,
blasfemo una nota y apago el reloj.
Que me tenga cuidado el amor,
que le puedo cantar su canción.

Una mujer con sombrero
—como un cuadro del viejo Chagall—,
corrompiéndose al centro del miedo,
y yo, que no soy bueno, me puse a llorar.
Pero entonces lloraba por mí
y ahora lloro por verla morir.

Silvio Rodríguez - Disco : Al final de este viaje 
También te puede interesar…

Todavía una canción de amor - Joaquín Sabina

Imagen
No te fíes si te juro que es imposible
no dudes de mi duda y mi quizás
el amor es igual que un imperdible
perdido en la solapa del azar.

La luna toma el sol de madrugada
nunca jamás quiere decir tal vez,
la muerte es un amante despechada
que juega sucio y no sabe perder.

Estoy tratando de decirte que
me desespero de esperarte
que no salgo a buscarte porque sé
que corro el riesgo de encontrarte
que me sigo mordiendo noche y día
las uñas del rencor
que te sigo debiendo todavía
una canción de amor.

No corras si te llamo de repente
no te vayas si te grito piérdete
a menudo los labios más urgentes
no tienen prisa dos besos después.

Se aferra el corazón a lo perdido
los ojos que no ven miran mejor
cantar es disparar contra el olvido
vivir sin ti es dormir en la estación.

Letra: Joaquín Sabina- Música: Andrés Calamaro
*“Todavía una canción de amor” Esta canción tiene dos historias dignas de ser contadas. 
Joaquín se encontraba en un bar o "boliche" de Argentina sentado en un rincón…