Lágrimas al viento.





¡Lágrimas al viento!,
¿Son espejismos mis deseos?
quisiera parar la conmoción…
Te imagino de cerca,
acariciando tu rostro,
apartando tu cabello,
besándote con primigenia emoción.

Te imagino de lejos,
buscándote junto al mar
en una mañana de otoño
cuando las aves retomen
el vuelo en su emigrar.

Alondra Pankar

-

Entradas más populares de este blog

Nocturno - Mario Benedetti

Decir que no - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Capítulo 93 - Julio Cortázar

Próximo prójimo - Mario Benedetti

Cotidiana I - Mario Benedetti

No me destierres